Add page level

viernes, 30 de marzo de 2012

QUIEN TIENE LA CULPA?


Génesis 3:
4 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;
5 mas sabe Dios que el día que comiereis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como dioses sabiendo el bien y el mal.
6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido y él comió con ella.
7 Y fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.

8 Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto al aire del día; y Adán y su esposa se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto.
9 Y llamó Jehová Dios a Adán, y le dijo: ¿Dónde estás tú?
10 Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí.
11 Y le dijo Dios: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses?
12 Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí.

En la parte arriba señalada vemos como actúa Satán; él dijo, según el versículo uno que no moriréis y realmente no murieron físicamente, pero si murieron espiritualmente, o sea que Satán es el padre de la mentira y aquí trae una verdad a media; una verdad a media no es verdad, es una mentira.

El pecado siempre entra por los ojos; es por eso que dice " y vio la mujer que el árbol era bueno"; la primera mirada no es pecado, es de casualidad; la segunda tampoco es pecado, pero va de camino al pecado, pues esta mirando para ver lo has visto y ahí visualiza la imagen; la tercera mirada es cuando realmente el hombre comete el pecado, pues codicia a la mujer; usted no has oído aquel dicho que dice que si la mirada mataran, ya me hubiese matado.

Proverbios 27:20b "Los ojos del hombre nunca están satisfecho"

La mujer no solamente comió ella, sino que también le dio al hombre para que él también coma; el ser humano no se conforma con que él o ella van camino al infierno, con que él o ella están en las drogas o en el alcohol, o en la delincuencia; sino que quieren que otros también se pierdan con ellos; es por eso que dice "que la mujer le dio de comer al hombre" o tal vez porque ella supuestamente tenia conocimiento.

Me llama la atención el asunto de que ellos se escondieron; después que cometieron el hecho se escondieron, tuvieron miedo; no se ha dado cuenta usted que cuando el ser humano esta pasando por situaciones difíciles, siempre tiende a esconderse a salir corriendo, a buscar la solución más fácil.

No podemos salir corriendo a los problemas, debemos enfrentarlo; pues sino lo solucionamos de una vez y para siempre, cuando salgamos de nuestro escondiste, ahí estarán los problemas nuevamente.

Algunos se esconden en las drogas, otros en el alcohol, otros en tabaco, otro en la delincuencia, otro en la promiscuidad, otro en la prostitución, y podemos mencionar mas pero lo nos detendremos aquí.

Otro punto que me llama la atención es la culpabilidad, la acusación, como tratan de defenderse, quien tiene la culpa; nadie quiere ser culpable; la mujer que diste, la serpiente me sedujo; y yo me imagino que si la serpiente hubiese tenido a quien culpar, lo hubiese hecho.

El punto no es quien tiene la culpa, ahí que buscar la solución; no es el buscar el culpable del que cometió el asunto, es buscar la solución; como cristiano y padre de familia debemos de aquellos que solucionamos problemas, no de lo que creamos problemas, no de lo que le echamos leña al fuego, sino de lo que apagamos el fuego.

No es que se penalice al que cometió el asunto, sino que se le debe dar tanta importancia a la pena como a la solución, la solución debe venir primero, luego la pena; por ejemplo si uno de mi hijos le da un golpe al otro, primero debe subsanar el golpe y luego establecer una penalidad.

El punto aquí es que nosotros debemos ser responsables por nuestras acciones, no podemos acusar a otros de nuestro fracaso, si fracasamos, fue que no hicimos lo que debimos hacer o no tomamos la medida correcta; si fracasamos, nosotros somos lo culpable, pero si logramos el éxito, nosotros también somos los culpables; pues nosotros debemos ser responsables de nuestras acciones.

Dios todavia esta en control

Felix Abreu

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.