Add page level

sábado, 20 de noviembre de 2010

QUE PERMANEZCA EL AMOR FRATERNAL


Hebreos 13

1 Permanezca el amor fraternal.
2 No os olvidéis de la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles.
¿Quién soy yo para ti en la iglesia?, ¿Por qué Pablo dice que permanezca el amor fraternal?
Parece ser que había algo que le preocupaba a Pablo; podría ser que todo lo que Pablo veía podía cambiar de la noche a la mañana, por una cizaña del enemigo y que se perdiera el amor fraternal.
El amor fraternal, es el amor que hay entre hermanos de sangre, o sea hermanos carnales, hermanos en la carne; visto desde el punto de vista espiritual, Pablo desea que permanezca la fraternidad, la hermandad, que continuemos siendo hermano.
Algo que me llama la atención es que Jesús, no solamente nos llama hermano, sino también amigos.
Juan 15: 15 Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; mas os he llamado amigos, porque os he dado a conocer todas las cosas que he oído de mi Padre.
En la iglesia somos hermanos y no solamente hermanos, sino que de acuerdo con Jesús también debemos ser amigos.
Ahora bien ¿cómo tú me ve en al iglesia?, ¿quién soy yo para ti en la iglesia? Muchos responderán tu eres mi hermano, pero realmente soy yo tu hermano.
En mi opinión, yo soy una persona que tú mira desde la distancia y sabe mi nombre porque te han dicho, pero no soy tu hermano.
No nos consideramos hermanos en la iglesia, a la verdad que se esta cumpliendo la palabra que dice que “el amor de mucho se enfriara”.
También se esta cumpliendo el versículo que dice que debemos confiar en hombres ni en hijos de hombres; no confiamos en nuestro hermanos, si pudiera llamársele hermano.
Realmente tú y yo somos algo, pero no somos hermanos; mis hermanos se preocupan por mí, están ahí cuando lo necesito; pero nosotros los “hermanos” en la iglesia, somos egoísta, no confiamos en nadie en la iglesia.
Muchos en la iglesia ponemos una pared, vamos a la iglesia como que es un club, donde solamente nos miramos desde la distancia en la iglesia y ni siquiera nos saludamos.
Dios viene a buscar una iglesia unidad, donde reine la hermandad, el amor, la armonía, la paz.

lunes, 15 de noviembre de 2010

A QUE VAMOS A LA IGLESIA


En cierta ocasión la mamá de Santiago y de Juan se acerco a Jesús para solicitarle algo; parece ser que ella sabía o entendía que ese Jesús se iba a desarrollar un gran imperio o reinado y como tal ella estaba buscando el bienestar para sus hijos.
Mateo 20:
20 Entonces vino a Él la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, adorándole y pidiéndole algo.
21 Y Él le dijo: ¿Qué quieres? Ella le dijo: Concede que en tu reino se sienten estos mis dos hijos, el uno a tu mano derecha, y el otro a tu izquierda.
22 Entonces Jesús respondiendo, dijo: No sabéis lo que pedís: ¿Podéis beber la copa que yo he de beber, y ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado? Ellos le dijeron: Podemos.
23 Y Él les dijo: A la verdad de mi copa beberéis, y seréis bautizados con el bautismo que yo soy bautizado, pero el sentaros a mi mano derecha y a mi izquierda, no es mío darlo, sino a aquellos para quienes está preparado por mi Padre.
24 Y oyéndolo los diez, se indignaron contra los dos hermanos.
25 Entonces Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los príncipes de los gentiles se enseñorean sobre ellos, y los que son grandes ejercen sobre ellos autoridad.
26 Mas entre vosotros no será así, sino que el que quisiere ser grande entre vosotros, sea vuestro servidor,
27 y el que quisiere ser el primero entre vosotros, sea vuestro servidor;
28 así como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

No podemos hablar mucho de esta señora, pero si podemos decirle que sus esposo había muerto y estaba pasando por una situación difícil; que decirle, el que traía los alimentos a la casa muere y su dos hijos estaban siguiendo a Jesús, preocupante la situación, vista desde el punto de vista humano.

Saben desde el punto de vista lógico pienso que estaba bien lo que ella estaba solicitando, pero también pienso, que la razón por la cual ella hacia la solicitud estaba equivocada.

Desde que Jesús inició su ministerio, muchas personas le seguían y aun hoy también le siguen, la razón son muchas, unos por los milagros, otros por los panes y los peces, y que decirle de aquellos que realmente necesitaban o necesitan un encuentro personal con Dios.

Hay una historia en el libro de Jonás, si mal no recuerdo en el capitulo 4, donde el Señor prepara en un día una calabacera para que Jonás puede acampar, pero al mismo tiempo al otro día prepara una gusano y seca la calabacera; o sea crece de la noche a la mañana y de la noche a la mañana también muere.

Queremos crecer de la noche a la mañana, y eso esta bien, pero al crecer a ese gran ritmo se van quedan muchos fundamentos bíblicos que debemos aprender y cuando un edificio se levanta sin fundamento a la postre tiende a caerse.

Muchos de nosotros queremos los beneficios de Job, los bienes de Job, la riqueza de Job; pero no queremos la enfermedad de Job, no queremos el desierto que tenia Job.
Que bueno es venir a comerme el manjar, sin saber o entender el sacrificio que costó ese manjar.

En la iglesia nadie desea ser soldado, nadie desea ir al frente de batalla; todos queremos ser coroneles, generales, encargado de un batallón, o sea todos queremos dar ordenes, pero no queremos recibir ordenes.

Debemos imitar a Jesús, el no vino a ser servido, sino para servir.

martes, 9 de noviembre de 2010

VOLVAMOS A LA SENDA ANTIGUA


¿Qué esta pasando en las iglesias? ¿Por qué hay tantas rivalidades en las iglesias? Ovejas que se comen otras ovejas, que la aplastan, la pisotean, se le suben arriba; como si nuestra supervivencia dependiera de la otra oveja y como tal debemos acabar con la otra para sobrevivir.

Dios nos has llamado a vivir en armonía, a amarnos unos a otros y no solo uno a otros, sino también, que debemos amar a nuestro enemigo; es contraproducente que decimos que somos cristianos, que amamos a Dios, vamos a la iglesias, pero no podemos amar al hermano que tenemos al lado.

Lucas 11: 17 Mas Él, conociendo los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado; y una casa dividida contra sí misma, cae.

La iglesia es un reino, un imperio, la iglesia es el cuerpo de Cristo y si nosotros que somos la iglesia no podemos vivir en armonía y amarnos uno a otro a la postre la iglesia va a caer.
Cantares 2: 15 Cazadnos las zorras, las zorras pequeñas, que echan a perder las viñas; porque nuestras viñas están en cierne.

Parece como que la iglesia es una herencia que dejo Jesús y las ovejas somos los herederos y como tal debemos tomar nuestra parte del botín, de la herencia; eso es mirando desde el punto de vista material, el edificio, ya que muchos pensamos que el edificio es la iglesia y debemos dividirlo en parte o mejor dicho yo tomo la mayor parte de botín y tú toma lo que sobre.

Por esa forma de pensar hay muchas iglesias que caen, se destruyen y al final se quedan solo en la iglesia o tienen que cerrarla; te has dado cuenta que hay algunas iglesias que nunca crecen en membresía; es que para ellos la iglesia es el edificio y ellos están conforme con su edificio y cubren todas las cuentas y no dejan entrar a nadie que no sea de los miembros del club.

Saben, esto de los miembros del club o lo que generalmente llamamos el corillo o la cofradía esta haciendo mucho daño en la iglesia; esta el corrillo de Fulano, el corillo de José, el corrillo de Andrés; y así sucesivamente. Hemos divido la iglesia por sección y lo malo del asunto es que estos corrillos no dejan entrar a nadie que no sea del corillo.

I Corintios 1:
12 Digo esto ahora, porque cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo.
13 ¿Está dividido Cristo? ¿Fue crucificado Pablo por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?

Realmente no se lo que esta pasando en las iglesias, nuestro pastor dio una orden y es que debemos amarnos unos a otros; como podemos decir que amamos a Dios, que no vemos, si no amamos a nuestro hermanos, que podemos ver.

I Corintios 12:
14 Porque el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos.
15 Si dijere el pie: Porque no soy mano, no soy del cuerpo; ¿por eso no será del cuerpo?
16 Y si dijere la oreja: Porque no soy ojo, no soy del cuerpo; ¿por eso no será del cuerpo?
17 Si todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo fuese oído, ¿dónde estaría el olfato?
18 Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como Él quiso.
19 Que si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo?
20 Mas ahora son muchos los miembros, pero un solo cuerpo.
21 Y el ojo no puede decir a la mano: No te necesito: Ni tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros.
22 Antes bien, los miembros del cuerpo que parecen más débiles, son los más necesarios;
23 y los miembros del cuerpo que estimamos menos dignos, a éstos vestimos más dignamente; y los que en nosotros son menos decorosos, son tratados con mucho más decoro.
24 Porque los miembros que en nosotros son más decorosos, no tienen necesidad; pero Dios ordenó el cuerpo, dando más abundante honor al que le faltaba;
25 para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros.
26 Y si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él; o si un miembro es honrado, todos los miembros con él se regocijan.

Si vemos y analizamos la Biblia, cuando los primeros discípulos, tenían todo en común, compartían todo, se preocupaban el uno por otro, vivían en armonía.
Hechos 2: 42 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, y en la comunión, y en el partimiento del pan, y en las oraciones.

Debemos reflexionar en lo que estamos haciendo mal, en como puedo ayudar a mi hermano, en lo que hay en mi Señor que no te agrada; hay muchas cosas que se han perdido o la hemos dejado atrás y debemos tomarla nuevamente.

Debemos imitar a Jesús, debemos imitar a los discípulos que murieron por el evangelio, aquellos mártires, aquellos guerreros; no dejemos que lo que se sacrificaron por la iglesia, lo hayan hecho en vano, vamos a seguir los pasos de ellos.

Volvamos a la senda antigua.

lunes, 1 de noviembre de 2010

OVEJAS EN OTRO REDIL


Las ovejas son animales cuadrupedos, son manso, su leche es muy apetecida, su carne se vende a un precio no muy barato.

Isaías 53 : 7 Angustiado Él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.

Dios desea que nosotros seamos ovejas, que seamos manso, que demo nuestra carne , nuestra lana y nuestra leche para que otro la utilicen o se la coman; osea que llevemos fruto no para nosotros comernoslo , sino para que otro se lo coman.

Como ovejas, aveces pasamos por diferentes tipo de rediles hasta que encontramos el redil en donde nos sentimos a gusto, en donde nos sentimos como que somos parte del redil.

Te has dado cuenta que tú no siente como que res parte del redil, como que no te siente como en familia, como que te siente indiferente y por mas que trata, te sigue sintiendo como que no pertence .

Alguien dijo una vez que debemos buscar el lugar donde nos sintamos como parte del redil, donde nos sintamos feliz, donde nos sintamos como en familia.

Juan 10 : 16 También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor .

Si te siente que no eres parte del redil, es porque no lo eres; si siente que no encaja en el rompecabeza, es porque no eres parte; tal vez tú eres una ovejas de otro redil; está en este redil, pero pertenece a otro redil.

Jesús murio por cada uno de nosotros, no importa nuestra nacionalidad, no importa nuestra color; Jesús no hace exepcion de persona.

Juan 3:

16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él.

No importando lo que haya echo, no importando como de grande sea tu pecado, no importa donde te encuentre, si esta en la droga, en la delincuencia, si esta en un redil que no es el adecuado; Dios puede rescatarte y salvarte.

Isaías 1 : 18 Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta; si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.

Recuerda, Jesús también murió por ti.