Add page level

miércoles, 21 de marzo de 2012

BENDECIDOS EN EL AMEN



2 Corintios 1 : 20 Porque todas las promesas de Dios son Sí en Él, y Amén en Él, por medio de nosotros, para la gloria de Dios.



Como cristianos estamos bendecidos, pues ya Dios nos has bendecido; el problema es que casi nunca nos damos cuenta que somos bendecidos, siempre estamos mirando y buscando por lo que nosotros queremos o deseamos y si no lo logramos; concluimos que no somos bendecidos; pero la realidad es que Dios ya nos has bendecido de antemano.

Las bendiciones de Dios son de diferentes maneras, de diferentes formas y vienen por diferentes caminos ,horas, momentos. Dios casi nunca obra como nosotros queremos, pero lo que Dios hace siempre es bueno.

Quizas tú esta buscando por un hijo, por un esposo, por una novia o novio, por un buen empleo; la realidad es que te has olvidado de lo que tiene en la mano, de lo que Dios te has dado hasta el momento.

Se hace necesario que comencemos a darle gracia a dios por lo que tenemos en la mano; aunque tal vez no tenga un hijo, puede brindarle amor y cariño a los hijos del vecino, de tu hermano o hermana.

Tanto esfuerzo que hacemos buscando un mejor empleo; pero que del empleo que tiene, no es el mejor, pero hasta ahora ha servido para sostenerte.

Tal vez no tenga nada, no tiene empleo, pero recuerda que siempre de una manera u otra aparecen para pagar las cuentas y para comer; Dios te has sostenido.

Mateo 6 : Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois vosotros mucho mejores que ellas?

Salmos 37 : Joven fui, y he envejecido, y no he visto justo desamparado, ni a su simiente mendigando pan.

Recuerda, tú eres un hijo de Dios, una persona justa que sirve al Señor.

Somos bendecidos, muy bendecidos.

NUESTRAS BENDICIONES ESTAN EN EL AMEN.

Felix Abreu

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.