Add page level

martes, 8 de febrero de 2011

LA IMPORTANCIA DEL PERDON


El saber perdonar es de suma importancia para el cristiano; pues cuando perdonamos, damos testimonio de que somos hijos de Dios, de que hemos nacido de nuevo, de que tenemos a Dios en nuestro corazón, de que somos realmente cristianos.

El perdón no solamente beneficia al perdonado, sino también al que perdona; el perdonado es beneficiado ya que cometió un error y ha sido exonerado de su culpa; el que perdona es beneficiado ya que sobre este cometieron un error y el mismo se resistía a perdonar.


Hebreos 8: 12 Porque seré propicio a sus injusticias, y de sus pecados y de sus iniquidades no me acordaré más.

Hebreos 10: 17 y nunca más me acordaré de sus pecados e iniquidades.

Muchos de nosotros decimos que somos cristianos, pero no perdonamos a nuestros hermanos, guardamos resentimientos, tenemos raíces de amarguras dentro de nosotros, y eso esta acabando con el pueblo de Dios.

Algunos llegamos hasta el punto de perdonar a nuestros hermanos y decimos que los perdonamos, pero llegado el momento cuando la misma persona comete otro error contra nosotros; decimos te perdone la ultima vez, pero esta vez, ju.; o sea que decimos que perdonamos pero no olvidamos.

Necesitamos ser sanado espiritualmente y para lograr esto, debemos aprender a perdonar; no piense que la otra persona no merece el perdón; de ser así tampoco nosotros mereceríamos el perdón; todos necesitamos perdonar y ser perdonado.

Mateo 18:

21 Entonces Pedro viniendo a Él, dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que pecare contra mí? ¿Hasta siete?
22 Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.
23 Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos.
24 Y comenzando a hacer cuentas, le fue traído uno que le debía diez mil talentos.
25 Mas a éste, no teniendo con qué pagar, su señor mandó venderle, y a su esposa e hijos, con todo lo que tenía, y que se le pagase.
26 Entonces aquel siervo, postrado le rogaba, diciendo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.
27 Entonces el señor de aquel siervo, fue movido a misericordia, y le soltó y le perdonó la deuda.
28 Mas saliendo aquel siervo, halló a uno de sus consiervos, que le debía cien denarios, y sujetándolo del cuello, le dijo: Págame lo que me debes.
29 Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.
30 Pero él no quiso, sino fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase la deuda.
31 Y cuando sus consiervos vieron lo que pasaba, se entristecieron mucho, y viniendo, dijeron a su señor todo lo que había pasado.
32 Entonces llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné porque me rogaste.
33 ¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, así como yo tuve misericordia de ti
34 Entonces su señor se enojó, y le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía.
35 Así también hará con vosotros mi Padre celestial, si no perdonáis de vuestro corazón cada uno a su hermano sus ofensas.

Pedro le pregunta a Jesús hasta cuanta veces debemos perdonar a nuestros hermanos y él mismo se da una respuesta , hasta 7 veces y Jesús responde no solamente 7, sino 70 veces 7; y esto solamente por poner un numero, ya que si ponemos el 7 y lo elevamos a un potencial de 70, va a dar un numero infinito.

Saben cuando una persona no perdona al otro, sufre estrés, le sube la presión, cuando ve a esa persona se siente incomodo; si, puede ser que tenga un ataque cardíaco y lo tremendo del asunto es que la persona que te ofendió, tal vez ya se olvido de eso, sin embargo tu no lo has olvidado.

Razones mas que suficiente tenia Jesús para condenar a la mujer que encontraron en el mismo apto de adulterio, mas sin embargo le dijo vete y no peque mas; debemos copiar de Jesús, de lo contrario nos pasara tal como dice el versículo 34 de los dos deudores.

Recuerde, sino perdona a su hermano, no podrá entrar en el reino de los cielos.

Felix Abreu

3 comentarios:

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.