Add page level

lunes, 30 de mayo de 2011

El perfume del Espíritu Santo




Daniel 6:
16 Entonces el rey mandó, y trajeron a Daniel, y le echaron en el foso de los leones. Y hablando el rey dijo a Daniel: El Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, Él te librará.
17 Y fue traída una piedra, y puesta sobre la puerta del foso, la cual selló el rey con su anillo, y con el anillo de sus príncipes, para que el acuerdo acerca de Daniel no se cambiase.
18 Se fue luego el rey a su palacio, y pasó la noche en ayuno; ni instrumentos de música fueron traídos delante de él, y se le fue el sueño.
19 Entonces el rey se levantó muy de mañana, y fue aprisa al foso de los leones:
20 y llegándose cerca del foso llamó a voces a Daniel con voz triste. Y el rey habló a Daniel y le dijo: Daniel, siervo del Dios viviente, el Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves ¿te ha podido librar de los leones?
21 Entonces habló Daniel con el rey: Oh rey, para siempre vive.
22 El Dios mío envió su ángel, el cual cerró la boca de los leones, para que no me hiciesen mal: porque delante de Él fui hallado inocente; y aun delante de ti, oh rey, yo no he hecho ningún mal.

Al hablar de perfume tenemos que separarlo o dividirlo, ya que hay perfume malo y perfume; el perfume malo es aquel que nosotros no queremos olerlo, ni tampoco queremos estar cerca; ahora bien el perfume bueno es agradable, es aquel que nosotros queremos estar cerca y también olerlo.

En la vida del cristiano solamente hay dos olores, hay dos perfumes; uno de santidad y otro de pecado, el cristiano verdadero tiene un olor a santidad; ahora el cristiano carnal tiene un olor a pecado.

Recientemente alguien fue a predicar a mi iglesia y él decía que estaba en Orlando y que estaba vestido de pantalón corto, una franela y uno tenis y que estaba sentado en cierto lugar y que de repente alguien se le acerco y le pregunto que si él era predicador; el predicador se sorprendió en gran manera, ya que su manera de vestir no decía nada.

Saben este predicador de Filadelfia, el cual no recuerdo el nombre, había algo que lo identificaba y ese algo se llama santidad, se llama el perfume del espíritu; algo que nosotros los cristianos por mas que queramos no podemos ocultar, la santidad.

Cuando echaron a Daniel en el foso, los leones no vieron a hierba, tampoco vieron un pieza de carne; los leones vieron y olieron algo diferente, ese algo diferente se llama santidad, se llama el perfume del Espíritu.

Que con esta reflexión nosotros podamos poner en orden nuestra vida , vamos a revisarnos y a mirar que tipo de olor o perfume nosotros estamos emanando, si es un perfume de pecado vamos a arrepentirnos; ahora bien si es un perfume de santidad, pues continuemos adelante.

Félix Abreu

jueves, 19 de mayo de 2011

Su Misericordia es nueva cada mañana



Isaías 1:
18 Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta; si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.
Lamentaciones 3:
22 Es por la misericordia de Jehová que no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias.
23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.
Salmos 107:
1 Alabad a Jehová, porque Él es bueno; porque para siempre es su misericordia.
Saben una ves conducía en mi vehículo con un hermano y este hablaba conmigo y al mismo tiempo me decía que él pensaba que aquellas personas que habían matado muchas gente en el pasado aunque se arrepintieran iban para el infierno.
A la verdad que entramos en una conversación, donde tuve que explicarle parte de plan de salvación y recuerdo que le decía, que Dios es tan bueno que El tira nuestro pecado al fondo del abismo y no se acuerda mas de ellos.
Al mismo tiempo que hablaba con este hermano me acordaba de un pastor que estuvo en la guerra y que no se sabe cuanto mato en la guerra, pero hoy él pastorea una iglesia, Dios lo has perdonado, muchas familias y muchos hogares han sido beneficiados con el servicio que ese pastor brinda en la iglesia.
Le recordaba al hermano el libro de Isaías donde dice que “aunque tu pecado fueran rojo como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana” y al mismo tiempo le hacia énfasis en la palabra “rojo “para que entienda que el rojo significa la magnitud del problema; rojo, rojo, rojo, rojo; o sea grande, grande, grande.
La misericordia se define como la virtud que nos impulsa a perdonar.
Hoy se abre un nuevo expediente, un nuevo caso, la cosa de ayer pasaron, hoy es un nuevo día, hoy la misericordia de Dios se abre una ves mas para ti y no importa lo que tu haya hecho, Dios quiere hoy alcanzarte con su misericordia.
Félix Abreu

sábado, 14 de mayo de 2011

Sacrificio de una Madre


Recientemente leí en una noticia de una un joven estaba embarazada , pero que al mismo tiempo esta joven le diagnosticaron cáncer y tenían que darle quimioterapia; la quimioterapia es tan fuerte que las personas que se someten a este tratamiento pierden el cabello; es tan fuerte que una mujer estando embarazada puede perder el embarazo.

Esta valiente joven opto por no usar el tratamiento de la quimioterapia para salvar su embarazo; ella cayo en coma del cual nunca despertó y al día siguiente le practicaron una cesárea y cuando el bebe estaba vivo y viable, ella murió.

Juan 10:
11 Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.
15 Como el Padre me conoce, así también yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas.

Félix Abreu

domingo, 1 de mayo de 2011

SUEÑA OTRO SUEÑO; REFLEXION ANTERIOR



No siempre en la vida vamos a lograr lo que queremos, no siempre nuestro sueño se van a hacer realidad, no siempre vamos a llegar a la meta que nosotros nos proponemos.

Ten por seguro que en la vida vas a fracazar, que te vas a caer, que vas a tropezar no una vez, sino varias veces; pero todo esto no te puede quitar el sueño , ni el deseo de seguir adelante.

I Corintios 9:

24 ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, mas sólo uno se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.
25 Y todo aquel que lucha, de todo se abstiene; y ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible; pero nosotros, una incorruptible.
26 Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire,
27 sino que sujeto mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre; no sea que habiendo predicado a otros, yo mismo venga a ser reprobado.

Sabe sino puede llegar a la meta que te trazaste, pues debe trazar otra meta, sino pudiste lograr ese objetivo, pues planificate otro objetivo; si tu sueño no se hizo realidad, SUEÑA OTRO SUEÑO más grande que el anterior.

La realidad es que por un simple fracaso en nuestra vida, no podemos escharnos a morir, debemos seguir adelante.

No podemos dejarnos llevar de lo que digan los pronósticos, de lo que diga nuestro vecino, de lo que diga la sociedad; puede usted imaginar al que inventó la electricidad rindiendose al primer, no tendriamos electricidad hoy.

La vida es así, tendremos fracazo y también tendremos victroria, tendremos subida y también tendremos bajada.

Dios trabaja con gente valiente, gente que no se rinde al primer intento, gente que tienen sueños, gente que tienen metas, que tienen planes; Dios no quiere gente que vengan a sentarse a los bancos de la iglesia.

La vida del cristiano es como la vida de un atleta, estamos en una carrera; nosotro para llegar al cielo, el atleta para llegar a la meta.

Saben cuando el atleta cea, posiblemente se quede caído, pero cuando el cristiano cae, un hermano llega y lo levanta o el Señor llega y lo levanta.

Lo importante no es cuanta veces nos caemos, sino cuanta veces nos levantamos jy siete veces cae el justo, siete veces será levantado.

No importa cuanta veces nosotros hayamos fracazado, cuanta veces nos hemos caídos, cuanta veces hemos estado abajo, cuanta veces hemos pecado; lo importante es que no nos rendimos y seguimos adelante.


Siga soñando, siga planificando, siga trazando meta que tarde o temprano sus sueños se van a hacer realidad, SUEÑA OTRO SUEÑO y aun mas grande que el anterior, no se rinda al primer intento.

Todo aquel que pone la mano en el arado y mira hacia tras no es digno de heredar el reino de los cielos.

Recuerde que usted forma parte de los valientes de David.