Add page level

lunes, 23 de enero de 2012

Cristianos, ¡Ponganse en marcha!



“¿POR QUÉ CLAMAS A MÍ? ¡ORDENA A LOS ISRAELITAS QUE SE PONGAN EN MARCHA!” (Éxodo 14:15 NVI)

Imaginate a ti mismo emprendiendo una misión importante. Todo va bien y Dios bendice tus esfuerzos. Pero en algún momento cambian las circunstancias, enfrentas dificultades, te abruma el desánimo, las personas de confianza te echan la culpa y entonces desearías no haberte embarcado nunca en ese proyecto. ¡Bienvenido al mundo de Moisés! (Éxodo 14:10-20).


Dios le había pedido que libertara al pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto y lo introdujera en la tierra que les había prometido hacía más de cuatrocientos años. Sin embargo, la fe de los hebreos dio paso al temor cuando se vieron atrapados entre el Mar Rojo y el ejército egipcio. En ese momento se volvieron a Moisés, le culparon de la situación desesperada en la que se encontraban y quisieron regresar a Egipto.

¿Cuál fue la reacción de Moisés? No nos consta cómo se sintió, pero sí que siguió creyendo lo que Dios les había prometido. Para calmar al pueblo, les dijo: “.Quédense quietos y observen cómo el Señor los rescatará hoy” (Éxodo 14:13 NVI). Fue un buen consejo, pero el mensaje de Dios fue otro: “.¡Ordena a los israelitas que se pongan en marcha!” (Éxodo 14:15 NVI). En lugar de dejarles descansar, Dios hizo que su energía se enfocara en acción. Todo aquel que quiera emprender algo para Dios se topará con obstáculos semejantes. ¿Qué debes hacer en esos casos?

Pide la guía de Dios y no consultes a personas temerosas. ¿Has estado quieto, esperando a que mejoren las circunstancias cuando lo que Dios quiere es que te pongas en marcha? ¡Vamos, adelante! . Dios actuará mientras avanzas; Él aplastará a los enemigos externos y a la oposición interna. No le des pie al desánimo ni te desvíes del camino trazado. Se abrirá el Mar Rojo, el enemigo será derrotado y cantarás un cántico nuevo en la tierra prometida.

Fuentes: Devocionales Cristianos

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.