Add page level

martes, 17 de enero de 2012

PIENSA . . . Y DA GRACIAS



Lectura: Salmo 100.

"Bueno es alabarte oh Jehová, y cantar salmos a tu nombre, oh Altísimo" Salmo 92:1


¿Qué cualidad del carácter revela más claramente la moral de una persona y su salud espiritual? ¿El amor? ¿La integridad? ¿La amabilidad, la jovialidad o la confianza? Sin duda, las opiniones difieren.

Otto Friedrich Bollnow, en su ensayo titulado Who Really Gives Thanks? [¿Quién da gracias realmente?], dijo: "Creo que no existe otra cualidad en el hombre que pueda revelar más adecuadamente su estado de salud moral y espiritual interior que su capacidad de dar gracias".

Aunque no estemos de acuerdo con él, la opinión de Bollnow nos estimula a pensar. Después de todo, las Escrituras enfatizan la importancia de alabar a Dios por Su bondad y misericordia.

Muchos salmos reflejan corazones que rebosan de gratitud. Por ejemplo: "Te alaben los pueblos, oh Dios; todos los pueblos te alaben" (Salmo 67:3). "Entrad por sus puertas con acción de gracias, […] bendecid su nombre" (100:4). Y el apóstol Pablo instó a sus hermanos cristianos a dar "siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo" (Efesios 5:20).

A la luz de todo esto, dedica un tiempo para recordar el perdón del Señor, Su constante protección, Su fiel provisión y Su presencia permanente. Recordar ser agradecido te ayudará a mantener una buena salud espiritual y honrará el nombre del Señor.

Así que, piensa… y da gracias.

Reflexión: La acción de gracias es un curso del que nunca nos graduamos.

Fuentes: Nuestro Pan Diario

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.