Add page level

miércoles, 15 de febrero de 2012

El Amor Permanece Para Siempre




1 Corintios 13: 1      Si yo hablara lenguas humanas y angélicas, pero no tengo amor, he llegado a ser como metal que resuena o címbalo que retiñe.

 2             Y si tuviera el don de profecía, y entendiera todos los misterios y todo conocimiento, y si tuviera toda la fe como para trasladar montañas, pero no tengo amor, nada soy.


 3             Y si diera todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregara mi cuerpo para ser quemado, pero no tengo amor, de nada me aprovecha.

 4             El amor es paciente, es bondadoso; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante;

 5             no se porta indecorosamente; no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal recibido;

 6             no se regocija de la injusticia, sino que se alegra con la verdad;

 7             todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

 8             El amor nunca deja de ser; pero si hay dones de profecía, se acabarán; si hay lenguas, cesarán; si hay conocimiento, se acabará.

 9             Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;

 10          pero cuando venga lo perfecto, lo incompleto se acabará.

 11          Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño; pero cuando llegué a ser hombre, dejé las cosas de niño.

 12          Porque ahora vemos por un espejo, veladamente, pero entonces veremos cara a cara; ahora conozco en parte, pero entonces conoceré plenamente, como he sido conocido.

 13          Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el AMOR.

El domingo pasado fui con mi esposa a ver la película  "The Vow”, la promesa o el Juramento; fue emocionante el ver esa película; la misma transmite un mensaje que cada pareja de esposo debe ver, se la recomiendo.

Comenzó con la pareja saliendo del cine y luego tuvieron un accidente donde ella perdió la memoria y no reconocía a su esposo; de manera instantánea recordaron el pasado cuando ella y él se casaron, lindos.

De la memoria de esta señora se borraron varios de años de su vida que eran los anos que ella tenía casada con su esposo.

Para ella, su esposo era un hombre desconocido, era un extraño, todo era extraño para ella, no recordaba nada; solamente recordaba sus años de la escuela superior , su compromiso con un chico de la escuela; estaba volviendo al pasado.

Te has encontrado tu en esta situación, volviendo al pasado, diciendo los anos del ayer fueron mejores que lo de hoy, que música la del ayer, que persona tan amable; cuanto hermano tiene mi padre , debo buscarlo para ponerme en contacto en ellos; no me tomen a mal.

Hay cosa que hay que dejarla en pasado, vive el presente; como decía mi pastor, no te preocupe por quien tu abuelo o bisabuelo, preocúpate por quien será tu nieto, tu bisnieto; extiéndete hacia adelante y no vuelve al pasado, no mire para atrás.

Realmente esto era lo que estaba haciendo de manera inconsciente esta señora, volviendo al pasado, volvió a su estudio de derecho, volvió a la casa de su padre; y en todo el esposo estaba sufriendo, pues quería ayudarla y los padres de la mujer no lo ayudaban, sino que lo ignoraban.

Esta mujer antes de tener el accidente era una artista de la pintura, pintaba cuadro, hacia obra de arte, pero al tener el accidente se le olvido todo.

Al estar ella en la clase de derecho, se encontró que mientras el profesor impartía la lección, ella estaba arte en su cuaderno, hasta tal punto que tal como ella dejo anteriormente la clase de derecho, tuvo que dejarla una vez más, pues su llamado no era para estudiar derecho, sino el hacer arte.

Su esposo decidió enamorarla nuevamente; y aunque ella al principio no cedía, al final ella volvió a su misma andada y volvió a enamorarse del hombre de su vida; el amor hacia el estaba dentro de ella, había permanecido a pesar de la tormenta, solo tenía que surgir de nuevo.

Sabe cuando Dios tiene un propósito en vida, no importa que tu corra de el propósito, de una manera u otra Dios su propósito en tu vida; ella querría correr el arte, pero al final tuvo que volver al arte, pues sus dedos y su  mano tomaron control

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.