Add page level

lunes, 27 de febrero de 2012

Sorprendido por la prueba




Los momentos difíciles de la vida, situaciones inesperadas que se nos presentan la mayoría de las veces sin siquiera imaginarlo son sin duda  las que mas tristeza provocan. Puede ser que un día estabas viviendo lo que pareciera ir del todo bien, sonriente, lleno de energía, y agradecido por todo lo bueno que pasabas, pero en un abrir y cerrar de ojos, de la nada te encuentras envuelto en una situación complicada, dolorosa, algo que de repente y sin saber como llego a provocar un contraste total en lo que parecía pura felicidad, sorprendido por la prueba.


Sentimientos encontrados y dudas vienen a la mente, dolor, incertidumbre, desconfianza, tristeza, desanimo y toda clase de cosas que te roban la paz. Las personas te aconsejan y te dicen que todo estará bien, pero tu piensas que es demasiado fácil opinar desde el lugar de espectador, y sinceramente es cierto, pues a veces hay que estar exactamente en la misma situación para alcanzar a comprender a la persona que esta sufriendo, como el dicho popular de “hay que estar en los zapatos del otro”.

Es difícil tener animo en medio de una prueba o dificultad,  pues aunque buscamos consejos y apoyo nadie sabe exactamente como nos sentimos, nadie, excepto Dios, pues es el único que sabe en que momento y por que razón pasan las cosas, a Él no se le puede ocultar nada, ningún sentimiento, ningún pensamiento, nuestro corazón esta completamente expuesto delante de Él, y lo que es mejor, no solo es un espectador más, es el único que tiene la medida de tus zapatos para ponerse en ellos, comprender lo que sientes, y brindarte su ayuda incondicional.

Y aunque no siempre encontramos un “porque” para cada situación, podemos ver el “para que” de todas ellas, las pruebas no se hicieron para hacer sufrir a nadie, se hicieron para enseñarte a ser fuerte, a saber apreciar la felicidad, creo que si no conociéramos la tristeza,  no sabríamos cual es la diferencia entre ella y la alegría, puedo agregar a este escrito que mientras hoy me encuentro pasando días de dificultad, en los que no se la razón de lo que hoy pasa, se con seguridad que todo en manos de Dios tiene un propósito, y siempre un final feliz.
Mantén el ánimo en las pruebas, que si te han tomado por sorpresa, también serás sorprendido por el resultado que Dios tiene para ti.

Autora: Maite Leija

Escrito para www.mensajesdeanimo.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.