Add page level

sábado, 3 de marzo de 2012

Cómo escoger una escuela adecuada para la educación de los hijos



Es probable que  una de las decisiones que más les cuesta tomar a los padres de familia  sea la escogencia de la institución educativa  en la que estudiarán sus hijos e hijas. El ideal de muchos es encontrar un lugar en el que la formación tenga una visión integral de la educación, de manera que se les brinde, no solamente una formación académica  de calidad, sino que también se les enseñe valores éticos, morales y espirituales. De aquí la importancia de reflexionar, tomar el tiempo e invertir el esfuerzo necesario para hacer una buena elección.


Después del hogar, la escuela o  institución educativa, es donde los niños, niñas y adolescentes pasarán la mayor parte de su tiempo durante estas etapas, de ahí la importancia de que su educación abarque no sólo conocimientos académicos, sino también de que se les brinden las herramientas necesarias para desenvolverse de forma  sana y benéfica para la sociedad. Por tanto, es vital que los niños, niñas y adolescentes tengan  la oportunidad  de entablar una relación enriquecedora, tanto con los adultos que estarán a cargo de su formación,  como con sus compañeros y semejantes.

En relación a lo anterior,  el aula,  la biblioteca, las giras educativas e incluso los tiempos de recreo, son algunos de los espacios  en los que niños y niñas adquieren, ejercitan y perfeccionan sus capacidades tanto cognitivas como emocionales, así como también, otros aspectos de gran importancia para su formación integral. La institución educativa a la cual acuden los niños, niñas y adolescentes es, después del hogar, el lugar que más influencia significativa les puede brindar en su desarrollo..

Así las cosas, el centro educativo, no debería ser únicamente  el lugar  de estudio académico, sino también  el lugar, donde se refuerzan muchos de los valores que se enseñan en el hogar, un lugar donde se contribuye a preparar  a los niños, las niñas y jóvenes para la vida, con el objetivo de que puedan adaptarse con códigos y reglas adecuados, a una sociedad demandante.

Por lo tanto, dada la importancia de una buena elección en este sentido, , a continuación se brindan algunos consejos prácticos que le ayudarán a  la hora de escoger  la institución educativa a la que asistirán sus hijos e hijas, , de acuerdo a las posibilidades de cada hogar.

1. Examinar las diferentes opciones y ambientes educacionales que se ofrecen en el área de la educación
A la hora de examinar las opciones, la clave está en la información que obtenga al visitar las instituciones educativas que ya ha identificado como posibles opciones. Existen diferentes alternativas de acuerdo a las habilidades o las cualidades de sus hijos, además de las características propias de  cada familia. En general las opciones se pueden clasificar dentro de las siguientes categorías:
-Instituciones públicas.
-Instituciones semi privadas.
-Instituciones privadas en donde se ofrece la enseñanza de uno o varios. idiomas además de diferentes disciplinas  deportivas o artísticas.
-Escuelas de educación especial enfocadas en brindar una atención. especializada y una participación activa a la población  con capacidad disminuida.
-Institutos para llevar materias del colegio y obtener el bachillerato en menos tiempo.
-Colegios técnicos, profesionales  y agropecuarios, enfocados a desarrollar una disciplina en los alumnos y prepararlos  así para la vida laboral.
-Instituciones con una filosofía cristiana,  al igual que las instituciones  parroquiales, las cuales son escuelas o instituciones afiliadas a algún ente religioso católico. Ambas en la procura de la formación de valores.

    2. Tomar en cuenta la ubicación de la institución
    A veces no es necesario hacer un largo recorrido para buscar una buena institución, el hablar con los vecinos acerca de dónde tienen a sus hijos, puede ser de gran ayuda, incluso una institución publica  que se encuentre cerca de la casa puede ser considerada como una buena opción, además de conveniente por la ubicación, el transporte y  la facilidad de acceso.

    3. Revisar en familia la capacidad de pago
     Si se opta por una opción privada o semiprivada, se recomienda antes de realizar la visita, hacer un escrutinio vía telefónica o a través de internet  para analizar si la institución esta dentro del rango de las posibilidades que tiene la familia; posteriormente se puede coordinar una visita. Esto ahorra mucho tiempo además que le dará una visión más clara, para no caer en la tentación de entusiasmarse o inclusive optar por una opción de matricula en un centro educativo que posteriormente tenga dificultades para pagar.

     Se debe recordar que éstas instituciones no sólo buscan cubrir los costos de operación básicos de funcionamiento, sino también que son instituciones educativas con fines de lucro. De manera que, en algunas circunstancias le pedirán entre los requisitos de matrícula, documentos o estudios que hagan constar que  se tienen la capacidad de pago para costear las mensualidades y todos los costos asociados.

     Recuerde además que cada año este tipo de instituciones hace un incremento proporcional  en los costos operativos y que muy probablemente conlleven a un aumento, por lo que es importante tomar en cuenta este punto a la hora de elegir.  Además, no es conveniente  estar cambiando  a los menores de  institución o lugar constantemente, ya que se puede afectar el entorno del niño; específicamente su estabilidad emocional así como en  el área académica ya que  deberá re-adaptarse a una metodología de trabajo distinta a la que ya conocía

    4. Estudiar las características de la institución
     Muchas instituciones educativas poseen una larga trayectoria de enseñanza, incluso algunas de ellas tienen un sitio Web en Internet, como  opción  para ahorrar tiempo y dinero. Al accesar ágilmente a la información básica del centro educativo, es recomendable obtener un buen resumen del proyecto, la visión y  filosofía de enfoque que tiene la institución, los lineamientos de evaluación, disciplina, valores religiosos éticos y morales, metodologías de enseñanza así como otras actividades especiales. Otro aspecto relevante es informarse sobre los servicios que ofrecen, (soda o comedor escolar, servicios de salud, apoyo educativo etc.) observar también la infraestructura y planta física,  al recorrer las áreas verdes o de recreación, prestar mucha atención al estado general de los baños y la condición general de las aulas.

    5. Prestar atención al equipo de profesionales que estarán a cargo de los hijos e hijas
    Si el hijo o hija presenta alguna dificultad de aprendizaje, problemas de concentración o conducta, o si requiere de algún tipo de adecuación curricular; es muy importante la consulta profesional o con el ente encargado para asegurarse, si la institución está en capacidad de brindar el servicio o si dispone de un equipo interdisciplinario que pueda atender las necesidades  educativas especiales para  los estudiantes de nuevo ingreso.

    6. Una vez que se tengan claras las opciones, es fundamental llegar a un acuerdo  como familia (si es el caso) antes de  tomar la decisión final 
    Hacer una elección de este tipo conlleva tiempo y esfuerzo  por lo que no es conveniente escoger de un día para otro, así como no dejar para último momento la toma de esta decisión tan importante. En la medida de lo posible, se recomienda involucrar a los hijos  o hijas en esta escogencia, recordando empática y responsablemente,  que son ellos quienes dedicarán muchas horas de su día en el lugar.

    Por último, es recomendable cerciorarse que la institución por la que se opte, sea un centro de estudio donde se fomenten los valores como la responsabilidad, el respeto, la disciplina, la tolerancia, entre otros. En conclusión, que la filosofía institucional incluya como aspecto básico, la calidad humana, un trato amable y respetuoso con los alumnos y padres  de familia, al igual que una abierta y fluida  comunicación  entre la institución y el hogar.

    Fuentes: Enfoque a la Familia

    No hay comentarios.:

    Publicar un comentario

    Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.