Add page level

domingo, 18 de marzo de 2012

Divorcio & Demás


Quiero comenzar por decir que vengo de una familia divorciada y personalmente soy divorciado. Por lo tanto, este articulo no viene como condenación para aquellos que están divorciados pero mas bien con el deseo de ver que las familias se mantengan juntas, para que lleguen a cumplir el propósito para el cual fueron creadas: ser un lugar de amor, seguridad, estabilidad, instrucción, ánimo, disciplina y apoyo, lo cual a la larga determina y provee las mismas cosas en la cultura que les rodea. He sufrido el dolor del divorcio y desearía que nadie mas tuviera que pasar por eso nunca.



Hoy leí un artículo titulado “Terminamos. Celebremos.” La publicación estaba en una revista muy famosa, la cual mucha gente lee

 Se enfocaba en lo siguiente. El artículo hacía realce en varias parejas de famosos que se han divorciado recientemente con gracia y de la manera en que lo han hecho. Una pareja fue citada al hablar sobre su fiesta de divorcio y dijeron: “estamos acá para celebrar la unión y la ruptura de la sagrada unión del matrimonio.” El artículo continuó hablando, o mas bien alabando, a las parejas como esta, por la manera en que se aproximan al divorcio. Después de todo, si de todas maneras va a pasar, por qué no hacerlo con elegancia y con una fiesta, verdad? Las parejas de hoy en día se están divorciando cuando están “moderadamente infelices”, contrario a las parejas de antaño que esperaban hasta estar completamente “miserables” para divorciarse, menciona el artículo. Si bien, el artículo termina diciendo que la mayoría de los divorcios terminan amargamente

Lo que mas me preocupa sobre todo esto no es el artículo en si, sino la realidad que el artículo está comunicando. Es cierto, nos estamos acostumbrando a, sintiéndonos cómodos con y siendo defensores del divorcio, al punto en que estamos creando maneras para hacerlo mas a gusto y hasta divertido

Estamos acaramelándolo para que suceda fácilmente, como si fuese algo que como tiene que pasar entonces por qué no hacerlo lo mas placentero posible? Este punto de vista es un problema.

Alguna gente leyendo puede que sienta que mi opinión esta basada en éticas o moralidad cristianas y por lo tanto descarten lo que estoy diciendo. La razón por la cual siento que el divorcio es una epidemia que esta destruyendo nuestra cultura, es porque esta destruyendo familias, y no solo porque la Biblia lo dice. De hecho, si es por algo que la Biblia lo dice, es esto mismo. No puedes divorciarte sin hacer pedazos a la familia. En su núcleo, el divorcio es la separación de lo estaba unido. Las familias deshechas están llenas de gente herida. La gente herida son personas vulnerables. Entonces, claro, ellos hacen una fiesta para celebrar, conmemorar, condolerse, pero después de la fiesta queda gente herida, niños, mujeres y hombres vulnerables

Tengo una idea. Que tal si dejamos de tratar de conseguir mejores maneras para divorciarnos y en cambio buscamos mejores maneras para mantenernos casados. Que tal si dejamos de echarnos la culpa lo unos a los otros por nuestros temas no resueltos, y en cambio, nos enfocamos en trabajar en nosotros mismos, en ser personas mas saludables, y de esta manera poder ser mejores esposos y esposas.

Sin darnos cuenta, vamos a terminar dándole agujas limpias a los drogadictos para que por lo menos tengan agujas limpias en vez de que usen las sucias llenas de infecciones. Ya va, pero si ya lo hacemos.

Seriamente, cuando vamos a dejar de facilitar el destruir nuestras vidas y en cambio empezar a ayudar a los demás a que vivan una vida mejor?

Robert & Rebecca Vander Meer
LaArboleda.net
Ezekielsgrove.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.