Add page level

lunes, 19 de marzo de 2012

El Cheque en Blanco


7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.
8 Porque todo el que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá
 9 ¿O qué hombre hay entre vosotros que si su hijo le pide pan, le dará una piedra,
 10 o si le pide un pescado, le dará una serpiente?

11 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que le piden?
12 Por eso, todo cuanto queráis que os hagan los hombres, así también haced vosotros con ellos, porque esta es la ley y los profetas.

 Saben cuando escribimos un cheque, este debe estar completo para que banco pueda pagarlo, debe llevar a quien se escribe, la cantidad o monto, la firma, el nombre banco que debe pagar el cheque y el número de cuenta.

 Recuerdo que alguien me dio un cheque en mi tierra, fue la primera vez que recibí un cheque, al portador, estaba contento; también recuerdo cuando trabajaba en un colmado en la década de los ochentas que el dueño firmaba un cheque y lo dejaba en blanco.

 Hoy hay un cheque en blanco firmado por Dios para todo aquel que cree y has aceptado a Jesús como su salvador personal.

 Ahí está en blanco, ahora nosotros, por fe, solamente debemos escribir la cantidad—nuestra petición y el nombre e irlo a cambiar al banco de Dios

 Félix Abreu

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.