Add page level

sábado, 21 de abril de 2012

La fuente de poder para el discernimiento



El discernimiento espiritual es una habilidad sobrenatural que requiere poder sobrenatural. En nuestro poder humano, podemos basarnos solo en lo que vemos, escuchamos, sentimos y sabemos, para tomar decisiones y evaluar las circunstancias y las relaciones. Pero cuando el Espíritu Santo viene a vivir dentro de nosotros, Él abre una dimensión de comprensión completamente nueva. Nos muestra cosas que nunca podríamos entender por nosotros mismos.


Aunque la Biblia es la base para el discernimiento espiritual, sin el poder de interpretación del Espíritu, leerla sería estrictamente un esfuerzo académico. Pero el Espíritu toma las palabras y da vida a los corazones de quienes han puesto su confianza en Cristo como su Salvador. El Espíritu sabe exactamente cómo aplicar la Palabra de Dios a nuestra necesidad en el momento justo. ¿No ha encontrado que esto es cierto? Usted ha leído un pasaje muchas veces, pero solo cuando necesita un mensaje particular, ese familiar versículo salta de la página directamente a su corazón.

Esa es la obra del Espíritu. Él es el único que conoce los pensamientos del Padre, y su tarea es abrir nuestra mente "para que sepamos lo que Dios nos ha concedido" (v. 12). El Señor no está tratando de ocultar sus pensamientos de nosotros; por el contrario, quiere que sepamos cómo piensa Él, para que podamos proceder con sabiduría.

Entonces, ¿qué debemos hacer si estamos luchando por entender la Biblia? Primero, buscar al Señor y pedirle sabiduría para comprender. Esto requiere invertir tiempo y energías en el estudio de su Palabra y la oración. Segundo, rendirse al Espíritu, para así poder escuchar su voz.

Fuentes: En Contacto 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.