Add page level

sábado, 12 de mayo de 2012

Estoy Herido & Lo Siento



Donkeys in Field
” Si un creyente peca contra ti, háblale en privado y hazle ver su falta”
Mateo 18.15
Este es el objetivo primordial al resolver conflictos, que el ofendido y el trasgresor puedan resolver las cosas entre ellos dos. Desafortunadamente, normalmente así no suceden las cosas. Las palabras griegas traducidas como “peca” y “háblale” llevan consigo un poco mas de significado que puede ayudar a explicar las dificultades que enfrentamos en este tema de resolver conflictos.



La palabra traducida como “peca” tiene la idea de que han hecho algo considerado un pecado hacia ti. Pero hay más. El uso en este pasaje indica que lo han hecho en tu cara o frente a ti. Este es el tipo de cosas que realmente hieren. Cuando vives o ves que alguien esta hiriéndote directamente, duele profundamente. Es irrespetuoso y descarado. Parece ser intencional. Muchas veces con cosas como estas, preferimos cargar con ese dolor en vez de acercarnos a esa persona y tratar de resolver las cosas.

La palabra traducida como “háblale” también es traducida como “enfrenta.” Es la idea de que vayamos intencionalmente a esa persona que nos ha herido y hablamos del tema. La confrontación nunca es divertida, pero es necesaria, particularmente en las relaciones cercanas y saludables. Sin embargo, la idea va mucho mas allá. El matiz de la palabra indica que cuando ellos son confrontados, nosotros también exijamos una explicación. En otras palabras, la persona que nos hirió se supone que debe tomar responsabilidad por lo que hizo y hablarlo honestamente. Esta es otra cosa que evadimos. Es difícil tomar responsabilidad por nuestras acciones cuando hemos herido a alguien. Damos cualquier cantidad de excusas para justificar lo que hicimos, esperando que nuestra explicación quite nuestra culpa. Pero no es así como debemos reaccionar. Cuando somos culpables, debemos admitir nuestras acciones. Puede que hayan factores que contribuyen, como la falta de dormir, hambre, estrés, etc. Pero aun así somos responsables.

Las relaciones son importantes. Exigen trabajo. No siempre son fáciles. No siempre hacemos o decimos lo correcto. Nos herimos los unos a los otros, y sí, a veces hasta pecamos contra los demás. Pero la resolución solo es posible si ambas personas hacen su parte. El objetivo primordial es que ambas partes involucradas resuelvan la situación.

Hoy, si has sido herido, no temas admitirlo. No te hace débil el admitirlo. Ve a esa persona y habla con ella. Si has herido a alguien, no temas admitirlo. De igual manera, tampoco te hace débil admitirlo. Acepta tu responsabilidad y pide perdón. En una relación ambas partes SIEMPRE tienen partes iguales de participación.

Robert & Rebecca Vander Meer
La Arboleda.net
Ezekielsgrove.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.