Add page level

lunes, 4 de junio de 2012

¿Qué hay de malo en querer saber sobre el futuro?



 El anuncio lo publicó Rosaura Cabrera en un reconocido diario de Argentina. “Vendo todas mis propiedades. Buen precio. Motivo: fin del mundo” Al principio muchos creyeron que se trataba de una broma, pero el hecho de que se publicara sucesivamente en una semana, llevó a que la línea telefónica que acompañaba el aviso clasificado, literalmente experimentara saturación.


 No había hora, incluso en la noche, en que se pudiera encontrar desocupada la línea telefónica. “Imposible”, decían muchos dándose por vencidos mientras que otros pudieron asegurar, con una sonrisa en los labios: “Tuve suerte y voy a negociar con ella. Creo que mi oferta es la mejor”.

 La mujer puso en venta una casa, una camioneta nueva y una amplia vivienda de campo. “El fin de todo lo creado viene el 21 de diciembre próximo y no tiene sentido más que irme a México, e invertir los recursos en preparar la venida de la transformación universal en algún caserío de Yucatán, cerca de las pirámides Maya”, argumentó cuando una conocida cadena radial logró entrevistarla.

Una hermana de Rosaura explicó que su cambio de actitud se produjo cuando comenzó a leer sobre el futuro y, de libro en libro, fue llegando hasta los Mayas y sus profecías que literalmente la fascinaron.

--Pasa mucho tiempo leyendo textos sobre la venida del fin del mundo--, dijo en una entrevista radial.

 Millares de personas en todo el mundo acuden hoy a múltiples métodos para tratar de predecir qué ocurrirá a vuelta de días, meses y años…

Lo sorprendente es que al igual que ella, seguidores de las profecías están vendiendo sus propiedades en Chile, Bolivia, Nicaragua y Guatemala. Es como una epidemia que se desató entre millares de personas invadidas, unas por el temor y otras por la expectativa, respecto al final de este ciclo de tiempo que se avecina, de acuerdo con el anuncio de la cultura Maya.

Una industria próspera

 La venta de libros sobre las profecías e historia de los Mayas se disparó en más de un 37% en países de habla hispana al tiempo que las demandas de tiquetes aéreos y paquetes turísticos, aumentaron en los últimos meses con destino a México y específicamente las áreas habitadas hace siglo por esta cultura indígena.

 Uno de los expertos en el tema enfatizó en el engaño que se teje alrededor de los escritos que dejaron, los cuales están siendo rodeados de misterio con un marcado interés económico. Al ser interrogado sobre el tema, explicó que: “Es necesario aclarar que la fecha clave del calendario maya es el 21 de diciembre de 2012, y sobre esa fecha están apoyadas las teorías del fin del mundo. Algunos autores y videntes han indicado que los mayas profetizaron el fin del mundo para ese día, aunque sin ningún sustento científico según los especialistas. Lo que hace el calendario maya es marcar el fin de una era y el inicio de otra.”
Sólo en Dios encontramos paz y confianza respecto al futuro... La adivinación --tan difundida hoy--es una estrategia diabólica... Sólo en Dios encontramos paz y confianza respecto al futuro... La adivinación --tan difundida hoy--es una estrategia diabólica...

No obstante y el cúmulo de mentiras que procuran decir lo que ni siquiera pasaba por la mente do los Mayas, el gobierno de México ha invertido hasta el momento casi 30 millones de dólares para tener toda la infraestructura e instalaciones en perfectas condiciones con el propósito de recibir a los turistas de todo el mundo. A su vez, altos funcionarios mexicanos estiman recibir más de 50 millones de visitantes en total durante todo este año. Los lugares de mayor solicitud para visitar abarcan Yucatán donde se encuentran las pirámides de Chichén Itzá, el famoso estado de Quintana Roo, Campeche, Chiapas y Tabasco.

La mayor inquietud que asiste a miles de personas, aseguró Rogelio Arguelles García, un estudioso del tema, es “…conocer lo que depara el futuro. El acercamiento de infinidad de hombres y mujeres, presas de la curiosidad, radica en el deseo de ver más allá”.

 Consultar el futuro puede abrir puertas al mundo del ocultismo… Solamente la Biblia es, no solo confiable sino clara en cuánto a qué pasará en el futuro…

 Esta curiosidad alimenta a quienes encuentran en los escritos mayas, la oportunidad de develar misterios y conocer, en detalle, lo que se producirá en el mundo así como el momento exacto en el que se desencadenará el fin del mundo.

 ¿Es posible predecir el futuro?

La curiosidad que estimula a infinidad de personas a buscar por todos los medios a saber sobre el futuro, les lleva a buscar en los Mayas, la Nueva Era—con todas sus ramificaciones--, la creencia en extraterrestres, la clarividencia, la adivinación y toda suerte de prácticas estrechamente ligadas al ocultismo.

 El rey Nabucodonosor, desde cuyo territorio surgieron creencias y filosofías que hoy soportan la Nueva Era, tuvo un sueño que lo turbó. Pese a estar rodeado de astrólogos, sabios orientales, encantadores, médiums y adivinos, no pudo conocer el significado (Cf. Daniel 2:1-11). Cuando fueron requeridos algunos hombres jóvenes quienes eran fieles a Dios, con el ánimo de interpretar el sueño del monarca, Daniel fue en búsqueda de Dios (Cf. Daniel 2:12-18), y dejó claro que sólo Dios es quien revela el pasado, presente y futuro (Cf. Daniel 2:19-22)

 Buscar en las fuentes del ocultismo respuestas, no hace más que abrir puertas al mundo de las tinieblas y atraer maldiciones; es una actitud que desconoce a Dios como “El Alto y Majestuoso que vive en la eternidad…”(Cf. Isaías 57:15, Nueva Traducción Viviente). Nuestro Padre celestial dice que: “El Alto y Majestuoso que vive en la eternidad …”(Isaías 46:10 a, Nueva Traducción Viviente), por tanto es Él y nada más que Él quien conoce cuanto nos ha ocurrido, lo que está pasando ahora y lo que tendrá lugar el día de mañana.

 Cuando vamos a Dios en oración, Él nos pone al descubierto aquello que nos despierta duda o que nos genera zozobra. Es el Señor y nada más que Él quien puede despejar nuestros interrogantes, cualesquiera que ellos sean. No son los Mayas ni los videntes quienes saben lo que va a pasar y menos, cuándo va a ser el fin del mundo.

 No olvide que este tipo de consultas abren puertas al mundo de las tinieblas y atraen maldiciones. Si incursionó en esos terrenos, es importante que se arrepienta, confiese sus prácticas delante de Dios y renuncie a ellas. Una última indicación: No deje que termine este día sin que haya tomado la mejor decisión de su vida: recibir a Jesucristo como su único y suficiente Salvador.

Fuentes: Estudios Bíblicos
Por Fernando Alexis Jiménez

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.