Add page level

martes, 28 de agosto de 2012

Cómo ve Dios a la gente autosuficiente




 LUCAS 12.16-21 |  Todos hemos escuchado chistes acerca de hombres que se niegan a preguntar por direcciones. En realidad, es probable que haya mucho de cierto en el estereotipo, pero no se limita a los varones. Muchos hombres y mujeres en este mundo van demasiado de prisa para pedir dirección.

Si usted mirara la situación desde una perspectiva espiritual, vería un mundo de almas perdidas tratando desesperadamente de salvarse a sí mismas. Piensan que pueden ganar su entrada al cielo trabajando duro para lograrlo y acumulando buenas obras. Pero están equivocadas.

El pasaje de hoy de Lucas describe a una persona rica que hace un montón de planes basándose únicamente en sus propios pensamientos, deseos y experiencia. Lea el pasaje de nuevo, y vea el número de veces que utilizó las palabras "mí" y "mis" (y las formas verbales en primera persona). Lo que verá es que todo su enfoque estaba puesto en él mismo. Esta parábola es una triste imagen de la persona autónoma que trata de trazarse su propio camino y asegurarse su propio futuro sin la ayuda de nadie --incluso de Dios.

El Señor no se anduvo con sutilezas. Llamó al hombre "necio" (v. 20). La sabiduría del mundo no es nada a los ojos de nuestro sabio y omnisciente Padre celestial (1 Co 1.20), y Él espera que sus hijos pidan y sigan su dirección.

El mensaje para nosotros hoy es claro. Cuando hacemos planes y tomamos acciones sin pensar en lo que Dios nos diría, nos portamos como necios. El Señor tiene un plan para la vida de usted. Él sabe dónde tendrá éxito y dónde fracasará. Sea sabio y pídale dirección.

Fuentes: En Contacto

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.