Add page level

miércoles, 8 de agosto de 2012

El camino hacia el perdón



“Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”. Lucas 23:34.

¿Alguna vez has sido tratado mal por alguien? Me refiero a ser herido profundamente. Probablemente nos ha sucedido a todos más de una vez en la vida y creo que coincidirás conmigo en que el dolor es peor si viene de alguien cercano, como un familiar, amigo o un hermano en Cristo.

Las reacciones humanas hacia un mal trato, pueden ser la venganza, la ira, el resentimiento o incluso la desilusión y muchas veces tratamos de protegemos a nosotros mismos al alejarnos de la persona que ofende.

Esperar a que el ofensor corrija lo sucedido, usualmente es poco provechoso. La persona tal vez no sabe el daño que ha causado por sus palabras o acciones, o, sencillamente, no le importa.

El Señor Jesús nos mostró otro camino. Con su ejemplo nos enseñó a perdonar. Mientras estaba colgado en la cruz, a punto de morir, dijo: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lucas 23:34).

Una vez, me robaron los anteojos con aumento que puse en mi carro. Me molesté mucho porque los necesitaba para conducir y no entendía las razones por las cuales se robarían algo tan personal y que nadie más usaría. En ese momento no tenía forma de reemplazarlos. La verdad es que cuanto más lo pensaba, más me enojaba.

El Señor, sin embargo, me habló y me pidió que los perdonara sin conocerlos. Aunque ellos no me habían pedido disculpas, Dios me dijo que debía soltar ese resentimiento y enojo. Así que oré que Dios los perdonara y adicionalmente dije: “Padre, le obsequio esos anteojos a quien se lo llevó. Ahora le pertenecen. No se puede robar algo propio, así que Padre no tomes esta acción en su contra”.

Al hacer esto, me sentí libre. ¡Fue increíble! El enojo, el dolor y la amargura que sentía se fueron. Nunca supieron que los perdoné, pero yo sabía que ante los ojos de Dios era oficial.

Así que si caminas por las sendas de amargura y traición, te animo a reconocer que este es el momento de tomar otro camino hacia el perdón. Así podrás alejarte de la ira y entrar en paz.

Oración:

Señor, este es el momento para perdonar. Pongo en tu presencia todas las ofensas que me han hecho, los golpes que me han dado, el dolor y todo el mal que me han hecho… y perdono. En el nombre de Jesús. Amén.

Escrito por Gene Markland. Escritor para CBN

Fuentes: Club 700

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.