Add page level

martes, 16 de octubre de 2012

A Dios sea la gloria, mi hermano canto nuevamente.



Hace como un año atrás mi hermano sufrió un derrame celebrar; recuerdo que mi esposa y mi padrastro fueron al hospital y pregunte como lo veía, me dijeron se ves mal, esta flaco.

Algo dentro de mí me molestaba, me carcomía por dentro, no podía estar tranquilo, tenía que ir a verlo.
Me levante e hice mi rutina como siempre, encendí mi vehículo y fui a verlo; no podía creer lo que mis ojos estaban mirando; parecía una momia, un vegetal, había perdido entre 20 y 40 libras, estaba flaco.

Mientras le daban su terapia y caminaba con él, yo me mantenía cerca; en caso que necesiten de mi fuerza. Este hermano es literalmente un hermano, así lo considero yo, su madre que en paz descanse para mi eras como mi madre.

Según cuenta él, la vez que le dio el derrame, estaba cantando en la iglesia la canción “Hombre de Valor” y que solamente le pidió a Dios que si lo iba a dejar paralitico que no quitara su voz, pues querría cantar de nuevo.

Hay cosa que Dios hace que a veces no entendemos, pero si de una cosa estoy seguro todo lo que Dios es para nuestro bien.

Hoy mi hermano puede cantar, mi hermano recupero las libras que perdió, mi hermano se vez más elegante, mi hermano canto la misma canción nuevamente.

Cuando Dios tiene un plan contigo, es contigo que se va a hacer realidad, no con otra persona, es contigo; y nada ni nadie puede detener los planes.

Pero Jesús, mirándolos, les dijo: Para los hombres eso es imposible, pero para Dios todo es posible. Mateo 19:26

Porque ninguna cosa será imposible para Dios. Lucas 1:37

Y Él respondió: Lo imposible para los hombres, es posible para Dios. Lucas 18:27


Por Félix Abreu

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.