Add page level

sábado, 3 de noviembre de 2012

El matrimonio y el dinero



La camioneta (minivan) estaba cargada de maletas, protector solar y cámaras desechables. Una cosa que María y Roberto se olvidaron de llevar a Disneylandia, sin embargo, fue la comunicación financiera.

  María había convencido a Roberto de tomar estas vacaciones en familia. Hicieron planes para el viaje, pero en sus mentes, los planes se veían diferentes. Roberto decidió que la familia llevara emparedados al parque y ciertamente no comprarían regalos ni recuerdos. Desafortunadamente, él no le hizo saber esto a su esposa.María esperaba que pudieran disfrutar de sus vacaciones sin preocuparse por un presupuesto ajustado, pero ella tampoco le dijo de sus expectativas a Roberto.


 Debido a su falta de comunicación, toda la familia se sentía miserable, y el objetivo principal de disfrutar de unas divertidas y memorables vacaciones se vio frustrado. Si Roberto y María hubieran sabido cómo ser más honestos y abiertos acerca de sus decisiones financieras, su costoso viaje a California pudo haber valido la pena centavo a centavo.


 Esta historia es demasiado común. De hecho, la mayoría de las parejas pueden relatar experiencias similares de una pobre comunicación financiera. Hablar de dinero no siempre viene naturalmente, pero los siguientes consejos pueden hacer el proceso un poco más fácil:


 Identifique la personalidad propia sobre el dinero de cada uno

Su personalidad sobre el dinero es la forma en que usted tiende naturalmente a manejar el dinero. No es una habilidad como hacer un presupuesto o el balance de su chequera, sino más bien es una predisposición hacia las finanzas. Por ejemplo, usted podría ser un gastador, ahorrante, tomador de riesgos o buscador de seguridad. Al tiempo que usted identifica a las personalidades sobre el dinero, evite hacer juicios de valor. Ninguna personalidad es más deseable que otra, y cada una tiene sus propias fortalezas y debilidades.


 Saque sus inquietudes sobre el dinero

Disponga todos sus pensamientos y preocupaciones sobre el dinero. Hable acerca de lo que cada persona trae a la mesa con respecto a deudas, hábitos de consumo, metas financieras futuras, y así sucesivamente. Si una persona está arruinando su puntaje de crédito, solucione el problema. Si uno de ustedes se siente frustrado por tener que informar a la otra persona sobre cada compra de café, hable de ello. En pocas palabras, exprese todos sus sentimientos.



Tenga reuniones frecuentes para hablar sobre el dinero

Usted necesita hablar con regularidad sobre sus finanzas. Incluso si una persona está administrando el dinero, ambos cónyuges deben dar su opinión acerca del presupuesto y el gasto. También es sabio establecer un límite en la cantidad que cada uno de ustedes puede gastar sin la aprobación del otro. Esto los mantiene a ambos en la rendición de cuentas y reduce sorpresas en los estados de las cuentas bancarias. A medida que su comunicación financiera mejora, los problemas financieros y la tensión marital pueden ser empacadas, creando un hogar más feliz.


 - Bethany y Scott Palmer son los asesores financieros y los autores de Primero viene el amor, Luego viene el dinero . Para obtener más recursos financieros de los Palmer, visite themoneycouple.com .

Fuentes: Enfoque a la Familia

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.