Add page level

miércoles, 26 de diciembre de 2012

BENEFICIOS DEL REGALO MÁS GRANDE DE DIOS



Leer | MATEO 27.51  | En Navidad, pensamos en un recién nacido en un pesebre. Esta dulce imagen es, por supuesto, de mucho significado para nosotros. Pero se ha vuelto tan común en nuestra cultura, que tendemos a no ver la inmensidad del sacrificio del Señor Jesús, y sus grandiosas implicaciones para nosotros.

 Como vimos ayer, la salvación y un hogar eterno son dos privilegios maravillosos que nos llegan mediante el regalo que Dios nos dio por medio de su Hijo. Veamos ahora tres más:

  • ·         Tenemos una relación personal con el Dios omnisciente y omnipresente. Él es el Buen Pastor que cuida de nosotros de manera individual e incondicional. El Señor hará todo lo que sea necesario para mantenernos cerca de Él; no importa de qué manera pequemos, Él nunca nos negará. ¡Qué seguridad y qué valor tenemos gracias a su gran amor!


  • ·         Jesús dice que Él es nuestro amigo fiel, digno de confianza en todo momento, ya sea en tiempos de sufrimiento o de alegría. El Señor ofrece una relación que todos anhelamos tener,  pues solo Él puede llenar permanentemente el vacío de nuestra alma.


  • ·         En el momento que somos salvos, Dios nos da otro regalo: su Espíritu Santo que mora en nosotros, nos aconseja, enseña y capacita para hacer su voluntad. Él nunca nos dejará y, de hecho, un día disfrutaremos de su compañía en el cielo eternamente.


Dios es nuestro Pastor, Amigo y Maestro. Su redención nos permite vivir abundantemente en el presente y nos promete vivir eternamente junto a Él en el futuro. Aparte un tiempo para analizar con gozo y gratitud las innumerables bendiciones que tenemos en el Señor Jesús.

(En Contacto)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.