Add page level

martes, 22 de enero de 2013

La voluntad expresa de Dios



Leer | EFESIOS 1.1-14  |  A los creyentes que se sienten frustrados en cuanto a su vida espiritual, les hace falta conocer dos cosas muy importantes: la comprensión de la voluntad de Dios y los pasos necesarios que hay que dar para descubrir su plan para sus vidas.

 Comencemos dando una mirada a la “voluntad expresa” de Dios, que incluye sus planes inmutables para el mundo. Como el gobernante soberano, Él tiene el control de todo; ningún gobierno asciende al poder, y ningún padecimiento físico ocurre a menos que Dios lo permita. Él ha determinado que llevará a cabo el plan que se trazó mucho antes de la creación.

El Señor revela muy poco de su voluntad a la humanidad. Podemos prever solo los acontecimientos que Él ha dado a conocer, tales como el regreso de Cristo y el juicio ante el gran trono blanco (Ap 19.11; 20.11-15). Gran parte del conocimiento que tenemos proviene de nuestra experiencia y de la lectura de la Biblia. Sabemos, por ejemplo, que el Señor nos ha dado libre albedrío limitado, y que tiene un plan para redimirnos del pecado que hay en nuestras vidas.

El Señor hará su voluntad, ya sea que creamos o no en su soberanía. Su plan es mucho más grande de lo que podemos comprender, y fue ideado de una manera que glorificará a Dios, al mismo tiempo que pone de manifiesto nuestra necesidad de Él.

El propósito de Dios es su gloria. Debido a que nuestra limitada perspectiva ve solamente la maldad del mundo, la enfermedad, la guerra; la gente se pregunta cómo puede Dios permitir que estas cosas sucedan. Pero sabemos que “Dios dispone todas las cosas para bien” (Ro 8.28 NVI).

(En Contacto)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.