Add page level

martes, 9 de abril de 2013

El maltrato infantil deteriora la salud mental adolescente



Pocas cosas en el mundo son tan terribles como el maltrato infantil, pero lamentablemente es una triste situación que en algún nivel ocurre repetidas veces en todo el mundo y a diario. Hoy en VivirSalud, vamos a meternos en este tema para estar bien informados sobre cómo el maltrato infantil deteriora la salud mental adolescente.

 Recientemente estudios científicos han determinado que el maltrato tanto a nivel psicológico como físico durante la niñez perjudica de distintas formas el cerebro de los adolescentes y estos estudios han determinado también que los niños que sufrieron algún tipo de abuso en la niñez, llegan a tener menor cantidad de materia gris en el cerebro al ser adolescentes.

Estas disminuciones en la cantidad de materia gris se presentan en los sectores del cerebro relacionadas a la atención, los procesos de retención de información y aprendizaje, la toma de decisiones y el control de las emociones y los impulsos.


A pesar de que los niños estudiados no habían sido diagnosticados con algún tipo de patología psiquiátrica, los resultados mostraron que estos niños víctimas de maltrato presentan trastornos en la conducta, el aprendizaje y estados de ánimo tendientes a la depresión sin llegar al nivel de un diagnóstico psiquiátrico.

El abuso y el abandono físico, el abandono emocional y el abuso sexual determinan menores cantidades de materia gris en el cerebro de adolescentes de entre 12 y 17 años, incluso en regiones como la corteza prefrontal, la encargada de la toma de decisiones más importantes, como la planificación y toma de decisiones propiamente dicha.

En cuanto a las consecuencias, estas se presentan según el género y se sabe que en chicas víctimas de maltrato, la reducción de materia gris se presenta en regiones asociadas al desarrollo de la depresión, la autoestima y el control emocional, mientras que por otro lado en los chicos, en las regiones relacionadas a los impulsos, el control de las actitudes y los comportamientos agresivos.


Golpear un niño, insultarlo, despreciarlo o simplemente no prestarle la atención necesaria que además todo niño merece, puede fácilmente modificar el resto de su vida.

Prevenir y evitar el maltrato infantil en cualquiera de sus expresiones es una tarea de todos y de la que todos somos cómplices. Un niño puede no ser diagnosticado con algún tipo de problema psicológico o psiquiátrico y estar sufriendo un abuso. Una mente saludable es una vida saludable.

(Vivir Salud)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.