Add page level

sábado, 22 de junio de 2013

Colgado de nada





LEA: Job 26:5-14  |  Un mapamundi publicado por la revista National Geographic Society dice así: «La masa de la Tierra es de aproximadamente 6.600 trillones de toneladas». ¿Qué sostiene todo ese peso? Nada. El planeta donde vivimos rota sobre su eje a 1.600 kilómetros por hora a medida que se traslada por el espacio en su órbita alrededor del sol. Sin embargo, es fácil que esto pase inadvertido en medio de nuestras preocupaciones diarias sobre la salud, las relaciones interpersonales y las cuentas que debemos pagar.

 En su lucha por encontrarle sentido a la abrumadora pérdida de su salud, riqueza e hijos, Job, un personaje del Antiguo Testamento, consideró una y otra vez la creación divina y declaró: «[Dios] extiende el norte sobre vacío, cuelga la tierra sobre nada» (Job 26:7). Se maravillaba frente a las nubes que no se rompían por el peso del agua que contenían (v. 8) y ante el horizonte «hasta el fin de la luz y las tinieblas» (v. 10); aun así, los llamó «sólo los bordes de sus caminos» (v. 14).

La creación en sí no respondió las preguntas de Job, pero los cielos y la Tierra señalaban a Dios el Creador, el único que podía auxiliarlo y darle esperanza.

El Señor que sostiene el universo «con la palabra de su poder» (Hebreos 1:3; Colosenses 1:17) controla diariamente nuestra vida. Las experiencias que parecen estar «sobre [el] vacío» están todas aseguradas por el poder y el amor de nuestro Padre celestial.

Cuando reflexionamos en el poder del Dios de la creación, vemos cuánto nos cuida.

(Nuestro Pan Diario)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.