Add page level

sábado, 29 de junio de 2013

Polémica en México por la muerte de una parturienta testigo de Jehová al rechazar una transfusión de sangre



RIES   |  El secretario de Salud en el Estado de Guerrero (México), Lázaro Mazón Alonso, compareció ante la Comisión de Salud del Congreso de Estado por la muerte una paciente (que por respeto a su privacidad el funcionario pidió ser identificada como APA), perteneciente a los testigos de Jehová, quien murió el primer día del año debido a que se negó a que le hicieran una transfusión de sangre. Lo cuenta Citlal Giles Sánchez en La Jornada.

  El funcionario estatal y el director del Hospital del Niño y la Madre de Chilpancingo, Abdiel Molina Bello, aseguraron que la muerte de la madre “no fue por negligencia, ni apatía”, sino por una falla orgánica múltiple ocasionada por dengue hemorrágico. Mazón Alonso en reiteradas ocasiones se deslindó de dicha muerte e incluso leyó una carta enviada por el representante de los testigos de Jehová y otra firmada por el esposo de APA, donde deslindan al hospital y hasta agradecen toda la atención brindada a la paciente.

En enero de este año y a unos días de que APA muriera en el hospital del Niño y la Madre Guerrerense, el diputado perredista Germán Farías Silvestre pidió la comparecencia de Lázaro Mazón y del director del nosocomio, Molina Bello, para que explicaran lo sucedido. Tras más de seis meses de la muerte de APA, quien tenía 34 semanas de gestación, Mazón Alonso y Molina Bello acudieron a comparecer ante diputados de la comisión de Salud; estuvieron presentes también diputados de otras comisiones.

En la comparecencia, el director del nosocomio aseguró que la paciente llegó con un cuadro de dengue hemorrágico y con embarazo transversal, además de que presentaba alteraciones sanguíneas debido al dengue, situación que ponía en riesgo su vida. Detalló que se sometió a una cesárea pues el feto estaba en riesgo de morir.

“Las complicaciones la llevaron a una gravedad extrema por la anemia originada por el dengue hemorrágico, teniendo durante su estancia falla renal, pulmonar, cardiaca hepática, que finalmente la llevaron a un paro cardiorrespiratorio al ser intervenida por segunda ocasión el día primero de enero”, dijo.
Molina Bello aseguró que en todo momento se “intentó salvarle la vida” y aseguró que dentro del tratamiento era necesario hacer transfusiones de litrocitos, plaquetas y plasma, pero “que por las creencias religiosas de la paciente, esposo y padre de la misma, no fueron aceptadas en ningún momento”.
 
Aclaró que el fallecimiento fue por “falla orgánica múltiple secundaria al dengue y no por apatía o negligencia de la que se hace mención”, pues explicó que desde su ingreso al nosocomio, especialistas, enfermeras y personal médico “hicieron todos los esfuerzos por preservar la vida de la paciente por lo que rechazamos algún tipo de discriminación hacia los usuarios”.

Molina Bello aseguró que existen alternativas de transfusión de sangre para este tipo de pacientes; sin embargo, dijo que la situación de la paciente “era de extrema gravedad; que no la hacían candidata al uso de los mismos, porque estos productos están contraindicados en el embarazo y puerperio y en casos especiales como el de insuficiencia renal, la cual padecía la paciente, por lo que el uso de estos sustitutos no iban a resolver el estado de la paciente y podían empeorar su estado y precipitar su deceso”.

En tanto, Mazón Alonso aseguró que existe un documento firmado por la paciente y sus familiares donde rechazan la transfusión de sangre, por lo que aseguró “se respetó la voluntad de paciente” y aunque se usaron soluciones alternas, no fueron suficientes. En la sesión de preguntas y respuestas, se le cuestionó si existían protocolos para este tipo de casos y cuáles son las acciones que se deben hacer para este tipo de situaciones, lo cual aseguró el secretario que no existen.

El diputado Germán Farías cuestionó el que los funcionarios de Salud hablen de respeto a los derechos de los pacientes, pues indicó que el respetar las creencias religiosas “no sólo es aceptar no hacer transfusión sino buscar y dar alternativa de vida”. Luego informó sobre el Transportador Artificial de Oxigeno (TAO), que puede ser usado en emergencias médicas o cuando se ha perdido mucha sangre. “No se trata de buscar justificantes y decir que sí firmaron una negativa, firman una sentencia de muerte; se trata de buscar alternativas”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.