Add page level

viernes, 19 de julio de 2013

Juez dictamina a favor de estudiante expulsado de clase por decir que no apoya estilo de vida gay



HOWELL, Michigan, 19 de julio de 2013 (Notifamilia) – Un juez ha dictaminado a favor de un estudiante que entabló una demanda después que fue expulsado de clase por un profesor activista gay por expresar sus creencias religiosas en contra del estilo de vida homosexual.

  El juez de distrito federal Patrick J. Duggan del Distrito Este de Michigan declaró que las acciones del profesor de castigar a Daniel Glowacki violaron sus derechos de la Primera Enmienda.
“Mientras que el tribunal sin duda reconoce que las escuelas tienen la facultad de controlar el habla para evitar que los estudiantes invadan los derechos de los otros estudiantes, las personas no tienen un derecho reglamentario para evitar críticas de sus creencias o por esa cuestión su forma de vida”, el juez Duggan declaró en su sentencia.

“En pocas palabras, la ley no establece una defensa generalizada por sentimientos heridos a una violación de la escuela secundaria de los derechos de la Primera Enmienda de sus estudiantes”.

El incidente que dio lugar al juicio ocurrió el 20 de octubre de 2010.

Ese día, durante la clase de economía de Daniel, el profesor Johnson McDowell vestía una camiseta púrpura de “Tyler’s Army”, como parte de una campaña nacional promocionada por la Gay and Lesbian Alliance Against Defamation con el fin de resaltar la “intimidación” a los homosexuales.

En el juicio, el tribunal escuchó la declaración de que McDowell inició un debate sobre la homosexualidad cuando, después de decirle a una estudiante que se sentía ofendido por la hebilla de su cinturón con la bandera confederada y de ordenarle que se lo quitara, continuó explicando que la camiseta púrpura de “Tyler’s army” que vestía tenía la intención de promover la tolerancia de la homosexualidad.

El tribunal escuchó que el profesor específicamente le preguntó a Daniel sobre sus sentimientos acerca de los homosexuales. Cuando el joven respondió que como católico se sentía ofendido por el estilo de vida gay y lésbico, a Daniel se le ordenó salir del salón de clases bajo amenaza de suspensión.

En una entrevista con Damian Goddard de la Marriage Anti-Defamation Alliance de National Organization for Marriage, Daniel relató lo sucedido:

“Levanté la mano y le pregunté cuál era la diferencia entre que él usara una camiseta púrpura y que nos lo explique, pero que Danielle (otra compañera de clases) no podía usar su cinturón con hebilla de la bandera rebelde”, dijo Daniel. “Me preguntó si yo estaba realmente en contra del estilo de vida homosexual y yo le dije que el estilo de vida homosexual estaba en contra de mi religión católica”.

Hubo un altercado, y Daniel dijo que tranquilamente se fue del salón de clases después que McDowell le dijera “perdemos nuestro derecho a la libertad de expresión una vez que entramos en su clase”.

“Cuando estaba saliendo hacia el corredor, vino corriendo detrás de mí, llamándome racista e intolerante, diciéndome que me va a suspender por intimidación y acoso contra los gays”, dijo el adolescente. “Cuando comenzó a gritarme, yo estaba en una especie de shock, no sabía cómo reaccionar ante esa situación”.

La opinión del Tribunal hizo eco del precedente jurídico de larga data (Tinker v. Des Moines Indep. Cmty. Sch. Dist., 393 U.S. 503, 506-1969) de que “los estudiantes no pierden sus derechos constitucionales a la libertad de palabra o de expresión cuando entran a la escuela”.

Thomas More Law Center (TMLC), que representó a Daniel en el tribunal, presentó la acción federal el 14 de diciembre de 2012, contra el profesor y el Howell Public School District.
Entre otras cosas, la acción reclamaba una indemnización nominal, una declaración de que las políticas y acciones de la escuela violan la Constitución, y una medida cautelar para prohibir futuras violaciones a la Constitución.

En la sentencia del juez Duggan, se desestimaron las demandas contra el distrito escolar, y el Tribunal sostuvo que el profesor solo era la parte responsable.

El abogado Erin Mersino del bufete de abogados Thomas More Law Center, abogado principal en el juicio, contó que durante el juicio, McDowell trató de culpar a Daniel y argumentó que ocasionó un alboroto en el salón de clases del profesor.

Sin embargo, agregó: “Las afirmaciones del profesor no tenían sustento alguno de parte de todas las demás pruebas del caso, incluidas las declaraciones juradas de los estudiantes de la clase y las propias declaraciones anteriores del profesor”.

El profesor asimismo trató de argumentar que la declaración religiosa de Daniel equivalía a “intimidación”.
TMLC mencionó que ACLU aparecía en el caso como amigo y apoyaba la postura de Daniel en contra del profesor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.