Add page level

sábado, 17 de agosto de 2013

Estoa de marea




LEA: Marcos 6:30-32  | Me resulta fascinante pensar en la fuerza de atracción de la luna sobre nuestros grandes océanos, lo cual genera las mareas altas y bajas. Cuando estas mareas cambian, hay un breve período llamado «estoa de marea», en que el agua no sube ni baja. Según los científicos, en ese momento, el agua está «calma»; una pausa de quietud antes de que vuelva a producirse el avance repentino del flujo de agua.

 A veces, nuestra agenda cargada de actividades puede hacernos sentir como si las responsabilidades disputaran entre sí y nos tironearan hacia todos lados. Al considerar el ministerio de Jesús, vemos que Él comprendió la intensidad de las demandas impuestas sobre sus seguidores y la necesidad que estos tenían de descansar.

Después de volver de un ministerio itinerante en equipos de dos, los Doce informaron sobre las maravillas que Dios había hecho a través de ellos (Marcos 6:7-13, 30). Pero Jesús respondió: «Venid vosotros aparte a un lugar desierto, y descansad un poco. Porque eran muchos los que iban y venían, de manera que ni aun tenían tiempo para comer. Y se fueron solos en una barca a un lugar desierto» (vv. 31-32).

¿Qué responsabilidades están presionándote hoy? Sin duda, es apropiado planificar un tiempo de descanso y relajación para renovar tu cuerpo y alma, para poder servir de manera más fructífera a los demás. Jesús lo aconsejó, y todos lo necesitamos. Allí te encontrarás con Él.

Pasar tiempo en silencio con Dios puede darnos su tranquilo reposo.

(Nuestro Pan Diario)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.