Add page level

martes, 27 de agosto de 2013

Mi esposo es verbal y físicamente abusivo. ¿Qué hago?






Estoy en una situación desgarradora, sin idea de que es lo que tengo que hacer. Tengo 25 años y he estado casada por 5 años con un hombre que es, en general, genial. Él es un proveedor maravilloso, me compra todo lo que quiero y siempre quiere verme feliz. Pero he sufrido repetidamente de su abuso verbal y físico. Él tiene un problema de ira que obviamente heredó de su padre pero el inventa excusas y trata de ignorarlo. Y no importa de qué tan buena manera yo trate de hablar de eso con él, él siempre se pone a la defensiva.

  Mi esposo me ha herido físicamente cuatro veces. Después de la tercera vez, lo amenacé con dejarlo si me lastimaba de nuevo. El otro día tuvimos una mala discusión y el tiró algo que dejó mi espalda con moretones por el impacto. En ese momento, realmente creía y confiaba en que el detendría este comportamiento abusivo. Y ahora no sé qué hacer. Mi esposo inventa excusas y me culpa por su problema. Me siento desesperada y sé que no puedo seguir viviendo mi vida así. ¿Qué me sugiere que haga?

 Lamento mucho escuchar por lo que has estado pasando. Mi consejo sería que busques ayuda profesional inmediatamente. Es muy difícil admitirlo pero, tú eres una víctima de abuso doméstico y tu esposo es un abusador crónico.

 Sin intervención profesional, existe una buena posibilidad de que las cosas se vayan de pique a partir de ahora. Los hombres que han abusado de sus mujeres en el pasado son propensos de abusar de nuevo y la próxima vez podrías sufrir heridas más serias.

 Lo primero que tienes que hacer es romper el silencio sobre este problema. Necesitas dejar a otros saber sobre el abuso. Habla con una amiga en la que confíes y déjale saber lo que ha estado sucediendo. Si tienes una relación saludable con tus padres, creo que también seria sabio decirles sobre el comportamiento abusivo de tu esposo.

 También necesitas tener un plan de seguridad listo en caso de que tu esposo amenace con herirte de nuevo. A la primera señal de enojo, deja la casa y ve a un lugar preestablecido donde vas a estar segura. Podría ser en la casa de un amigo o un refugio local de mujeres. También es una buena idea tener ropa extra y artículos de aseo en la cajuela de tu carro. Si tu esposo te amenaza mientras te vas, llama al 9-1-1 cuando llegues a un lugar seguro y presenta una denuncia policial.

 Encuentra un consejero comprensivo que te pueda ayudar a desarrollar un plan para confrontar el abuso y protegerte a ti misma. Dependiendo de tu situación, el terapeuta puede recomendar una “intervención” formal involucrando amigos, miembros de la familia y tal vez incluso tu pastor. Durante esta reunión, este grupo de individuos te van a respaldar mientras confrontas a tu esposo sobre su comportamiento abusivo. Dile que ya no le vas a permitir más que abuse de ti e insístele que vaya a consejería por su problema de ira inmediatamente.

 Dado su comportamiento pasado, es probable que él te ruegue que lo perdones y que prometa que no te va a lastimar de nuevo. Sin importar que tan tentada estés para creerle, no lo hagas. Fija una fecha límite para que él empiece la consejería y mantente firme. Inclusive tu terapeuta puede recomendarte que te separes de él por un tiempo y que presentes una orden de restricción con tu departamento de policía local.

 Clarissa, va a tomar muchísimo valor personal hacer estas cosas pero son esenciales. Lo mejor que puedes hacer por tu esposo es tomar acción para encontrar ayuda, para ti misma y para él.

 Si necesita ayuda adicional puede escribirnos al correo ayuda@enfoquealafamilia.com, estamos para servirle.

(Enfoque a la Familia)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.