Add page level

lunes, 12 de agosto de 2013

Miles de ciudadanos marcharon en la capital de Costa Rica en defensa del matrimonio y la familia

 


(Radio Monumental) Bajo un intenso sol y vestidos de blanco, evangélicos y católicos se unieron para preservar a la familia «conforme al diseño de Dios», es decir, hombre y mujer. Además, mostraron su oposición a la fecundación in vitro, el matrimonio entre personas del mismo sexo y el aborto. Douglas Altamirano, regidor municipal y líder del movimiento, dijo que no fue la ‘marcha del odio’, sino la marcha por la familia, y agregó que convocarán a nuevas manifestaciones.

  La marcha contó con la participación de monseñor Ángel San Casimiro, obispo de la Diócesis de Alajuela, quien dijo que no se trató de un credo religioso, sino de procurar que los legisladores vean el sentir del pueblo en temas como fecundación in vitro, aborto y matrimonio.

El diputado evangélico, Justo Orozco, dijo que estaban aprovechando la marcha para pedir firmas de apoyo a un proyecto de Ley de Reforma Constitucional para la Protección del Matrimonio y la Familia, mediante el cual se pretende reformar el artículo 52 de la Constitución, y se especifique que el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer.

Otros asistentes a la marcha fueron los candidatos presidenciales, José Manuel Echandi, del Partido Avance Nacional, y Oscar López, del Partido Accesibilidad Sin Exclusión.

No faltaron las críticas por parte de representantes del lobby gay. El Movimiento Diversidad, consideró que la manifestación contiene una tónica homofóbica que promueve la discriminación hacia las familias que ellos representan

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.