Add page level

lunes, 23 de septiembre de 2013

El Papá más fuerte




 LEA: Salmo 91 | A algunos niños les encanta hacer alarde de sus padres. Si escuchas a escondidas las conversaciones en el vecindario, oirás: «¡Mi papá es más grande que el tuyo!», o ¡mi papá es más inteligente que el tuyo!». Pero la mejor ostentación de todas es: «¡Mi papá es más fuerte que el tuyo!». Por lo general, esto aparece en un contexto de advertencia para que los que amenazan se cuiden, ya que el papá de uno puede aparecer y hacerlos pedazos, ¡incluso a los papás de los otros!


Creer que el padre de uno es el más fuerte de la cuadra genera muchísima confianza frente al peligro. Por eso, me encanta saber que Dios, nuestro Padre, es todopoderoso. Esto significa que nadie puede igualarlo en fortaleza y poder. Mejor aun, quiere decir que tú y yo «[habitamos] al abrigo del Altísimo» (Salmo 91:1). Con razón el salmista puede decirnos con confianza: «No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día» (v. 5).

Al margen de lo que pueda suceder hoy o de la dificultad que estés atravesando, no olvides que Dios es más fuerte que cualquier problema que enfrentes. Así que, ¡ten confianza! La sombra de su presencia invencible garantiza que su poder puede transformar incluso la peor situación en algo bueno.

Dios es más grande que nuestro mayor problema.

(Nuestro Pan Diario)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.