Add page level

sábado, 9 de noviembre de 2013

La roca




 LEA: Mateo 7:24-27; Efesios 2:18-22 | En un viaje que hicimos con mi esposo, visitamos Plymouth Rock, un símbolo icónico de los Estados Unidos. La tradición sostiene que es el lugar donde los peregrinos, que llegaron a Norteamérica en el Mayflower en 1620, posaron por primera vez sus pies. Si bien nos encantó descubrir su significado, nos sorprendió y decepcionó que la piedra fuera tan pequeña. Nos enteramos de que por la erosión y la gente que se llevaba pedacitos, ahora solo mantiene un tercio de su tamaño original.

 La Biblia habla de Jesús como una Roca (1 Corintios 10:4) que nunca cambia (Hebreos 13:8). Él es la Roca firme sobre la cual podemos construir nuestra vida. La Iglesia (el cuerpo de creyentes) se edifica sobre un cimiento del que «la principal piedra del ángulo [es] Jesucristo mismo». Todos los creyentes están unidos en Él (Efesios 2:20-22).

Jesucristo es la Roca sólida a la que podemos aferrarnos cuando las tormentas de la vida arremeten contra nosotros (Mateo 7:25). La escritora Madeleine L’Engle afirma: «Es bueno que, ocasionalmente, se nos quite todo aquello donde nos apoyamos, ya que esto nos permite discernir si lo que está bajo nuestros pies es roca o arena».

Plymouth Rock es una masa interesante de minerales con un intrigante significado histórico. Pero Cristo es una piedra angular preciosa, y los que confían en Él tendrán siempre una Roca de la cual depender.

Cristo, la Roca, es nuestra segura esperanza.

(Nuestro Pan Diario)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.