Add page level

jueves, 14 de noviembre de 2013

Lecciones de mi abuelo




Leer | Deuteronomio 4.9 | Cada generación enfrenta la decisión de vivir de una manera moral o inmoral. Por esta razón, los padres y los abuelos tienen la enorme responsabilidad de transmitir las verdades y los principios de la Biblia que guiaron sus propias vidas. Personalmente, yo puedo dar fe del impacto que tuvieron las palabras de mi abuelo en mi manera de pensar.

 Cuando me gradué de la escuela secundaria a los diecisiete años, decidí visitar a mi abuelo a quien había visto apenas dos veces en mi vida. Disponía de toda una semana para estar en su casa, y lo único que yo quería era escucharlo. Mientras me hablaba, lo que más me impresionó fue escucharle decir: “Charles, obedece a Dios. Si Él te dice que metas la cabeza a través de una pared de ladrillo, corre hacia esa pared. Mientras te dirijas a meter la cabeza, Dios hará un agujero en ella”.

Él sabía mucho sobre paredes de ladrillo y de cómo el Señor hace agujeros en ellas. Aunque la pasión de su juventud había sido predicar, tenía tan poca educación formal que su sueño parecía imposible —no sabía cómo empezar. Pero lo que mi abuelo hizo fue ponerse de rodillas. Después abrió su Biblia y aprendió a leer bien practicando con ella. Y comenzó a predicar clamando simplemente por la ayuda del Señor.

A partir de estos humildes comienzos, mi abuelo comenzó a servir al Señor, y con el tiempo fundó numerosas iglesias a medida que Dios le presentaba oportunidades. Esa visita de una semana, y lo que me él me dijo, me enseñaron que si uno quiere realmente conocer la voluntad del Señor, Él moverá cielo y tierra para mostrarnos su voluntad.

(En Contacto)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.