Add page level

viernes, 1 de noviembre de 2013

Obstáculos de la gracia divina




 Leer | Santiago 4.1-6 | Sabemos por medio de las Sagradas Escrituras que Dios derrama continuamente bendiciones sobre sus hijos. Pero la mayoría de los creyentes no siempre siente que sea así. ¿Qué podría estar impidiendo el flujo de la gracia divina?

Proverbios 6.16-19 ofrece una lista de siete cosas que Dios aborrece. Ciertas actitudes y conductas son consideradas detestables para Él, y la primera que se menciona es la soberbia.

Nada obstaculiza tanto el crecimiento espiritual como un espíritu soberbio. Por eso Dios lo considera una abominación. La soberbia desordena las prioridades, de tal manera que nos convertimos a nosotros mismos en la prioridad, en vez del Señor.

En toda la Biblia encontramos muchos ejemplos de este pecado. Por ejemplo, la serpiente convenció a la primera mujer de que si comía del fruto prohibido, sería como Dios (cp. Gn 3.5). Eso le sonó bien a Eva, quien evidentemente pensó que merecería ese alto honor. Por tanto, ella y Adán comieron el fruto, y con ello trajeron toda suerte de destrucción y sufrimiento al mundo.

Si usted ha estado sufriendo a la espera de la bendición de Dios para su vida, un buen primer paso es pedir al Señor que le muestre cualquier aspecto de su vida que esté contaminado por la soberbia. Los brazos de Dios están llenos de bendiciones que desea darle. Como dijo el predicador D. L. Moody: “Dios no envía a nadie vacío, excepto a quienes están llenos de sí mismos”. Usted puede comenzar dejando su orgullo al pie de la cruz. Entonces su vida podrá rebosar de bendiciones.

(En Contacto)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.