Add page level

viernes, 22 de noviembre de 2013

¿Por Qué No Es Mi Esposo La Persona Que Yo Pensaba?




 Cuando salían, él era atractivo y limpio. Ahora ni siquiera recoge lo que desordena ¿Qué debería hacer usted?

  Cuando ella llegó a consejería con su marido, Erica tenía un único propósito: que lo “arreglaran”.

 Jim había caído en un patrón que podría funcionar para un hombre soltero, pero que en definitiva no funcionaría para uno casado. Algunas veces trabajaba horas extras sin siquiera llamar a Erica para informarle, por ejemplo.

 Él había cambiado demasiado, pensó ella. Cuando habían estado saliendo, ella había pensado que Jim sabía cómo manejar sus finanzas; por lo menos su carro nunca había sido embargado por falta de pago. Ahora ellos reciben sorpresas mensuales de MasterCard, listando las compras de “juguetes” de Jim. Igualmente, su apartamento siempre había lucido limpio cada vez que Erica lo visitaba cuando eran novios. Pero ahora su ropa interior rara vez alcanza a recorrer los dos metros desde el pie de su cama, hasta la canasta de la ropa sucia.

 Resulta fácil entender por qué Erica esperaba que el consejero aceptara el reto de enderezar a su esposo. Ella quería al “viejo” Jim de regreso.

 Usted se podría preguntar estos días, “¿Qué pasó con el joven a quien yo conocí? ¿Acaso cambió? ¿O es que yo lo veía de forma diferente antes?" La respuesta probablemente es “sí”. Eso se debe a que ambas reflejan la verdad.

 Quizás él sí actúa de forma diferente ahora. Su esposo quizás quería sellar el trato, quería ganar su corazón ¿Usted cree que él se hubiera arriesgado a perderla a usted al compartir todas sus idiosincrasias con usted? ¿Hubiera hecho usted eso con él?

 ¿Fue una decepción? En realidad es más como “expresión selectiva.” Él se comportó de una manera en la que pensaba que se incrementarían las posibilidades de recibir un “sí, acepto.” Él sacó sus mejores armas.

Parte de su comportamiento durante ese tiempo probablemente no fue tan deliberado. Pensar en usted alegraba su corazón durante el noviazgo. Ese tipo de fuego romántico moldea nuestras acciones; los actos amorosos penetran con facilidad a quienes se ven encantados por el romance. Probablemente usted sintió la misma emoción, con sus reacciones resultando afectadas también.

 En Lucas 6:32, Jesús expresa este principio con la pregunta, “Porque si solamente aman a los que los aman, ¿Cuál es el mérito de ustedes?” Reciprocando que el amor romántico le viene naturalmente a la mayoría de las personas. Con el tiempo, es común que ese romance – y por consiguiente algo de la motivación para “un buen comportamiento” – se disipe de cierto modo.

 From Focus on the Family's Complete Guide to the First Five Years of Marriage, published by Tyndale. Copyright © 2006, Focus on the Family. Used by permission.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.