Add page level

viernes, 6 de diciembre de 2013

Cómo fortalecer la iglesia del Señor




 Leer | 1 Corintios 16.13, 14 | Todos queremos que la iglesia sea fuerte, pero la falsa doctrina, la apatía y la falta de disciplina se combinan para debilitarla. Pablo habló de tres maneras de ayudarla a que sea más fuerte.

 • Estar alerta a las falsas doctrinas. Nada debilita más la efectividad de una congregación, que las creencias anti-bíblicas. El mundo aprueba en gran medida la inmoralidad y las filosofías que mezclan la verdad con un poco de engaño. A menos que estén arraigados firmemente en la Palabra de Dios, los creyentes son susceptibles a esas mentiras. Mantenerse firmes requiere que la Sagrada Escritura sea predicada desde el púlpito y estudiada por la congregación.

• Respetar a los siervos de Dios. Con frecuencia, los miembros de la iglesia critican a sus líderes en vez de animarlos. Todas las personas en posición de autoridad pueden, sin duda, cometer errores o caer en pecado —porque son humanos. Pero ellas se han dedicado a ayudar a las personas a escuchar y entender la Palabra de Dios. La congregación tiene la responsabilidad de mostrarles apoyo y amor. Quienes conozcan profundamente a Dios estimarán a sus siervos escogidos. De manera que, preocuparse por el pastor, prepara el corazón del creyente para conocer mejor al Señor.

• Aceptarse unos a otros. Como una comunidad de creyentes, debemos cultivar un espíritu de unidad y recordar que Dios nos ha dado un rol particular a cada uno de sus hijos.

Cada iglesia local tiene un gran potencial a causa de los creyentes y los dones que Él ha reunido.

(En Contacto)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.