Add page level

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Esperanza para escépticos


 LEA: Isaías 55:6-13 | Como capellán de una empresa, tengo el privilegio de conversar con muchas personas de diferentes trasfondos. Algunas son escépticas en cuanto a la fe cristiana. He descubierto tres obstáculos que les impiden confiar en Cristo como Salvador.

 Sorprendentemente, la primera barrera no es una falta de disposición para creer que Dios existe, sino cierta duda de que sean lo suficientemente importantes como para que Él les preste atención. En segundo lugar, algunos creen que no merecen ser perdonados. Por lo general, el propio ser humano es su juez más estricto. ¿Y el tercer obstáculo? Se preguntan por qué Dios, si existe, no se comunica con ellos.

Consideremos los obstáculos en sentido inverso para ver qué dice la Palabra de Dios. En primer lugar, el Señor no anda con intrigas, ya que promete que si leemos su Palabra, hará que ella cumpla ineludiblemente el propósito divino (Isaías 55:11). En otras palabras, si la leemos, descubriremos que Dios está comunicándose con nosotros. Precisamente por esta razón, la Biblia habla con tanta frecuencia de la gracia y el amor del Señor para con todos (v. 7). Su disposición a perdonar supera la nuestra. En cuanto descubrimos que podemos oír la voz de Dios en la Biblia y vemos el énfasis en la misericordia divina, se torna más fácil creer que nos presta atención cuando clamamos a Él.

La historia de Dios es asombrosa, ya que puede darnos esperanza a todos.

El escepticismo sincero puede ser el primer paso hacia una fe poderosa.

(Nuestro Pan Diario)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.