Add page level

viernes, 6 de diciembre de 2013

Más que suficiente




 LEA: Salmo 103:1-11 | Una vez, invité a varias personas a mi casa, y temí que el menú que había planeado no fuera suficiente para todos. Sin embargo, no tendría que haberme preocupado. Inesperadamente, algunos amigos hicieron sus aportes y todos pudimos disfrutar la sorpresa adicional. Tuvimos más que suficiente y pudimos compartir de la abundancia.

 Servimos a un Dios que es permanentemente «más que suficiente». Podemos ver su naturaleza generosa en su manera de amar a sus hijos.

En el Salmo 103, David enumera la gran cantidad de beneficios que nuestro Padre nos concede. El versículo 4 declara que libra nuestra vida de la destrucción y que nos corona de favores y misericordias.

El apóstol Pablo nos recuerda que Dios «nos ha bendecido con toda bendición espiritual» y que «es poderoso para hacer todo mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos» (Efesios 1:3; 3:20).

Por su gran amor, somos llamados hijos de Dios (1 Juan 3:1), y su gracia nos da «siempre en todas las cosas todo lo suficiente» para que «[abundemos] para toda buena obra» (2 Corintios 9:8).

El amor y la gracia de Dios que se han derramado en nuestra vida nos capacitan para compartir estas cualidades con los demás. ¡El Dios de poder y provisión es siempre el Señor del «más que suficiente»!

Siempre tenemos suficiente cuando Dios es nuestro proveedor.

(Nuestro Pan Diario)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.