Add page level

viernes, 24 de enero de 2014

Victoria en las batallas de la vida




 Leer | 1 Samuel 17.32-50  | ¿Alguna vez ha fracasado en algo, por falta de planificación? Lamentablemente, esto es demasiado común por igual entre creyentes y no creyentes.

 Si queremos tener la victoria, debemos estar dispuestos a planificar. No siempre es suficiente sentir o pensar que uno es capaz de hacer algo; también debemos demostrar la prudencia de considerar todos los pasos que conducen al logro del objetivo, y todos los resultados potenciales que pueden venir después. Entonces tendremos un panorama completo, y comenzaremos a ver el asunto desde la perspectiva de nuestro Padre celestial.

Cuando David se enfrentó al guerrero filisteo Goliat, sabía que la reputación de Dios estaba en juego porque todas las otras naciones iban a estar observando lo que sucedía. El fracaso en esta importante coyuntura habría hecho pensar al mundo que el Dios de Israel no era tan poderoso como se decía.

Pero David no solamente entendió la naturaleza del conflicto, sino que entró en la batalla sabiendo cuál sería el resultado. Había sido llamado a derrotar a Goliat, y a dar un testimonio irrefutable del poder del Todopoderoso. Y tenía la absoluta confianza de que Dios lo capacitaría para hacer precisamente eso.

Si continúa fracasando en las cosas que se propone lograr, hágase la siguiente pregunta: ¿Estoy considerando todo el asunto, o he perdido la perspectiva? Si su enfoque es demasiado limitado, entregue el asunto al Señor y permítale que le muestre lo que Él es capaz de llevar a cabo por medio de los esfuerzos que usted haga.

(En Contacto)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.