Add page level

viernes, 7 de febrero de 2014

Nuestro tiempo




Leer | Efesios 5.15-17 | La manera como usted usa su tiempo, revela sus valores, prioridades y convicciones. Como buen administrador de este regalo, puede aprovechar al máximo su tiempo…

 • Recibiendo a Cristo como su Salvador personal. Cualquier parte de la vida que se use fuera de la voluntad de Dios, es tiempo desperdiciado. La única manera que usted tiene para lograr su máximo potencial, y experimentar paz y prosperidad genuinas, es conociendo personalmente a Aquél que le creó.

• Orando. No hay nada como la oración para ahorrar tiempo. Cuando usted busca conocer la voluntad de Dios para su vida o para tomar alguna decisión, la oración actúa como la brújula que guía sus pasos. Jesucristo es nuestro mejor ejemplo de esto, pues reconocía siempre que la mejor manera de utilizar su tiempo era encontrando un lugar solitario para estar en comunión con el Padre.

• Descubriendo el plan de Dios para su vida, y andando cada día en su voluntad. El creyente que deliberadamente desobedece al Señor, tendrá una vida infeliz y sin provecho. No hay manera posible de maximizar su efectividad si está luchando contra Dios o se ha endurecido tanto que ya no escucha su voz.

• Escribiendo la misión que Dios tiene para su vida. Como Creador, Dios sabe los planes que tiene para usted. Por tanto, pregúntele lo que desea para su vida, y luego dedique tiempo para resumir cómo piensa utilizar el resto de sus días en este mundo. Si usted se ciñe al plan que Dios le ha ayudado a determinar, descubrirá que su tiempo será invertido en vez de simplemente “gastado”.

(En contacto)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.