Add page level

sábado, 22 de marzo de 2014

Cómo descansar en la fidelidad de Dios


Leer | 1 Corintios 1.4-9  Cuando los planes se frustran o la vida parece desplomarse de alguna manera, no es raro que la gente se pregunte: ¿Dios me ha abandonado? ¿Por qué no ha respondido mis oraciones? Deuteronomio 7.9 ofrece aliento con la garantía de la fidelidad del Padre celestial: “Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones”.

 Cinco atributos de Dios hacen que esto sea posible. Primero, Él lo sabe todo, incluyendo nuestras necesidades, pensamientos, debilidades y deseos —pasados, presentes y futuros. Segundo, el Señor es todopoderoso, así que nada es demasiado difícil para Él (Jer 32.17). Tercero, Él está en todas partes al mismo tiempo, y nunca fuera de nuestro alcance.

Cuarto, nuestro Padre celestial no puede mentir. Todo lo que Él dice es verdad y ciento por ciento confiable.

Por último, Dios es inmutable. El mundo a nuestro alrededor y nuestras circunstancias parecen estar en un cambio constante, y el Señor puede cambiar su manera de interactuar con la humanidad. Pero su carácter es siempre el mismo. Así que, cuando la Biblia nos dice que Dios es fiel, podemos descansar con confianza en esa promesa.

Las circunstancias resultan a menudo dolorosas. Pero aun en situaciones que parecen abrumadoras, los creyentes podemos confiar en que nuestro soberano Señor lo sabe todo, tiene el control, y con amor hace que todo resulte para el bien de sus hijos. Podemos descansar con confianza, sabiendo que el Dios inmutable de toda la creación cuida de nosotros.


(En Contacto)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.