Add page level

martes, 25 de marzo de 2014

Cuando nos sentimos culpables



 Leer | Isaías 43.10, 11, 25 | Muchos maestros consideran que las preguntas de “Verdadero” o “Falso” son una herramienta útil para determinar lo que saben los estudiantes. Algunas personas parecen ser capaces de discernir de inmediato lo que es verdadero. Otros piensan en la pregunta con todo detalle, y se dan cuenta de que, simplemente, no están seguros de qué es verdadero. ¿Cómo respondería usted lo siguiente?

 ¿Verdadero o Falso? La responsabilidad del Espíritu Santo es convencernos de pecado. La respuesta es VERDADERO (Jn 16.8). Si hemos pecado, el Espíritu de Dios hará que tengamos sentimientos de culpa que nos condenen por el mal que hemos hecho. Hace esto para que pidamos perdón a Dios y seamos restaurados a una relación correcta con Él.

¿Verdadero o Falso? Todos los sentimientos de culpa son producto de un pecado. La respuesta es FALSO. Podemos experimentar sentimiento de culpa por razones distintas sin haber pecado; por ejemplo, cuando nos imaginamos al Señor apuntándonos con su dedo y condenándonos por cada error.

Romanos 8.1 proclama la verdad de que “ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús”. La Biblia también enseña que la vida llena del Espíritu está llena de gozo y de paz.

Dedique tiempo esta semana para llegar a conocer mejor a Dios por medio de lo que revela el Nuevo Testamento. Contemple el amor y la compasión que tuvo Jesús a las multitudes (Mt 14.14), a la viuda (Lc 7.13), al leproso (Mr 1.40−42), y al publicano (Mt 9.9−12). Acepte la verdad de que Dios le ama, y permita que todo sentimiento falso de culpa desaparezca.


(En Contacto)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.