Add page level

jueves, 13 de marzo de 2014

Los beneficios de la meditación


Leer | Salmo 51.1-14 |  Primero, la meditación produce intimidad genuina con Dios. Piense en un miembro de su familia o en uno de sus buenos amigos. 

La clase de relación que comparten no apareció de repente. Por el contrario, es el resultado de una estrecha y larga trayectoria de años, edificada sobre una base de amor y confianza. Tenemos que preguntarnos: ¿Cómo es posible relacionarnos con alguien sin pasar tiempos juntos? Del mismo modo, no podemos mejorar nuestra relación con el Señor a menos que pasemos tiempo con Él.

Segundo, nuestra meditación nos permite desarrollar un corazón puro. Si pasamos tiempo en la presencia del Señor, Él sacará de nuestro corazón las cosas que no deben estar allí. Vemos esto claramente en el arrepentimiento del rey David, como está descrito en el Salmo 51. Este pasaje fue escrito después del angustioso reconocimiento por David de su pecado con Betsabé. Por la estrecha relación que tenía con Dios, David no podía esconderse de su pecado. En el versículo 3 clama: “Porque yo reconozco mis rebeliones, y mi pecado está siempre delante de mí”.

El doloroso reconocimiento de lo que había hecho, llevó a David a la reconciliación con el Señor. De la misma manera, cuando permitimos que nuestra relación con el Señor invada los lugares más oscuros de nuestro corazón, podemos encontrar el aliento para aceptar el amor y el perdón asombrosos de nuestro Padre celestial.


(En Contacto)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.