Add page level

martes, 21 de octubre de 2014

Ganando la Guerra en tu Interior


 BY RICK WARREN — Puede ser que no te hayas dado cuenta, pero estás en guerra. Tal vez no te vistas como un militar. Puede ser que no comas en grandes comedores y que no estás esquivando balas reales.

 Pero estás en una Guerra – una guerra invisible. Se le llama la guerra espiritual. Vas a estar en una guerra desde el momento que naciste hasta que mueras.

La Biblia nos dice que tenemos tres enemigos mortales que nos destruirán la vida y todo lo que Dios quiera hacer a través de nuestra vida:

El mundo – el sistema de valores dominante a nuestro rededor.

La carne – la vieja naturaleza dentro de ti.

El diablo – un ser real que vive para “matar, robar y destruir” junto con sus millares de ayudantes demoniacos.

La victoria para la Guerra en la que estás no viene con balas o tácticas. La Biblia enseña que, “porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestes”. Efesios 6:12 (NVI).

En esta Guerra, todo lo que importa es Jesús. Él tiene que ser el General en tu vida, el único a cargo del plan de batalla. Puedes ser un creyente, pero eso no es suficiente para esta guerra. Jesús tiene que ser tu Señor, también.

Muchas personas creen en Jesús. Pero para encontrar victoria sobre este mundo, la carne y el diablo, Jesús tiene que ser mucho más que alguien en quien tú crees.

Romanos 7:24-25 dice, “¡Soy un pobre miserable! ¿Quién me librará de este cuerpo mortal? ¡Gracias a Dios por medio de Jesucristo nuestro Señor! En conclusión, con la mente yo mismo me someto a la ley de Dios, pero mi naturaleza pecaminosa está sujeta a la ley del pecado.” (NVI)

La respuesta al desgaste de la batalla en la que estas, no es un seminario de auto ayuda, un libro nuevo, una conferencia, un psicólogo o terapista, es Jesús. Deja que él se encargue de ti. Pablo, quien escribió el libro de romanos, deja claro que él está al final de su batalla. No puede ganar la batalla por sus propias fuerzas. Su única esperanza es “Jesucristo nuestro Señor”

La Biblia dice que es Jesús, el Señor, quien te librará también a ti. Es tiempo de poner un anuncio en tu vida: “Bajo nueva administración”.

Reflexiona sobre esto:

¿Cuáles son las ocasiones en tu vida cuando te sientes como que tu batalla se intensifica más de lo normal?


¿Por qué crees que muchas personas intentan tomar terapia tal vez demasiado pronto para arreglar sus problemas pero reúsan  entregarse a Jesús?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.