Add page level

lunes, 10 de noviembre de 2014

La Cosas Pequeñas Cuentan


 BY RICK WARREN — Dios utiliza cosas insignificantes para probar tu integridad. Muchas veces  pensamos que son  las situaciones difíciles de la vida las que forman a un líder – no.  Las grandes crisis en la vida revelan el liderazgo, pero el liderazgo no se forma en las situaciones difíciles. Se desarrollan en las pequeñas cosas. Es ahí donde se muestra la integridad   - en las situaciones que nadie puede ver, en las situaciones que están ocultas. En lo pequeño, en lo que nadie ve, en situaciones de la vida que no son notables,  en donde las decisiones no son tan espectaculares, donde tu hace las cosas correctas aunque nadie las va a ver. 

 Una gran fe requiere integridad y Dios prueba tu integridad en las cosas más insignificantes.

En Lucas 16:10 Jesús dice: “El que es fiel en lo muy poco, es fiel también en lo mucho; y el que es injusto en lo muy poco, también es injusto en lo mucho.” Lo que Jesús te está diciendo es, que las bendiciones que tu recibes en público, están determinadas por tu integridad privada.

Cada vez que un político está envuelto en un escándalo, escucharás a sus defensores  decir: “realmente no interesa lo que haga con su vida privada”. Alguna vez  ¿has escuchado esto?  “Sí realmente no interesa lo que haga con su vida privada. Si él no fuera un líder entonces esto no tuviera nada que ver”

Pero; ¡sí esto tiene que ver con su posición de líder! Porque si un hombre miente a su esposa, él mentira a sus  constituyentes. ¡Créeme! Si él miente a su mejor amiga, a quien le dijo: “Hasta que la muerte nos separe” ¡él también te engañará a ti votante! ¡Cuente con eso!

Mi bendición pública como líder viene a causa de la integridad privada que nadie ve. Tu bendición pública como persona proviene de tu integridad privada que nadie verá jamás. Dios usa esas pequeñas cosas para poner a prueba nuestra integridad.

Reflexiona sobre esto:

¿Cuáles son las cosas pequeñas que Dios te ha confiado para que sean guiadas con integridad?

¿Cómo puedes lidiar en forma diferente con cosas de poca importancia y las que son muy importantes?¿Cómo quiere Dios que las manejes?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.