Add page level

viernes, 19 de diciembre de 2014

La esencia de Navidad


 LEA: 1 Timoteo 1:12-17 | La primera edición de la novela de Charles Dickens, Cuentos de Navidad, se lanzó el 19 de diciembre de 1843, y nunca dejó de publicarse. Narra la historia de Ebenezer Scrooge, un hombre rico, amargado y avaro, que afirma: «a todos los idiotas que van con el ¡Feliz Navidad! en los labios los cocería en su propia sustancia».

 Sin embargo, una Nochebuena, Scrooge cambió radicalmente y se convirtió en un hombre generoso y feliz. Con gran humor y discernimiento, el libro de Dickens refleja el anhelo universal de tener paz interior.

Cuando era joven, y con un espíritu vengativo, el apóstol Pablo se oponía a Jesús y a sus seguidores: «asolaba la iglesia, y entrando casa por casa, arrastraba a hombres y a mujeres, y los entregaba en la cárcel» (Hechos 8:3). Pero, un día, se encontró con el Cristo resucitado, y la historia de su vida cambió (9:1-16).

En una carta a Timoteo, su hijo en la fe, Pablo describió así aquel suceso que transformó su vida: aunque era «blasfemo, perseguidor e injuriador; […] la gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y el amor que es en Cristo Jesús» (1 Timoteo 1:13-14).

Jesús nació en nuestro mundo y entregó su vida para que pudiéramos ser perdonados y transformados por la fe en Él. ¡Esta es la esencia de Navidad!

Un cambio de conducta empieza cuando Cristo transforma nuestro corazón.


Nuestro Pan Diario

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.