Add page level

martes, 9 de diciembre de 2014

Nuestra vida: Una cartilla


 LEA: Deuteronomio 6:4-9 | La Cartilla de Nueva Inglaterra se publicó a finales del siglo xvii. Para las colonias que, más tarde, se convertirían en los Estados Unidos de América, ese libro se transformó en una fuente de consulta asidua.

 Gran parte de su contenido se basaba en la Biblia, y utilizaba imágenes y rimas de las Escrituras, para ayudar a los niños a aprender a leer. También incluía plegarias como esta: «Ahora me acuesto a dormir, y le pido al Señor que cuide mi alma. Si muero antes de despertarme, le pido al Señor que la lleve con Él».

En aquellos tiempos, esa cartilla se convirtió en un medio para que una generación le transmitiera su fe a la siguiente. Tal como está registrado en Deuteronomio 6:6-7, cuadraba bien con lo que Dios quería que hiciera su pueblo, los antiguos israelitas: «Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes».

Al hablar sobre quién es Dios, lo que hizo por nosotros, y cuánto desea que lo amemos y obedezcamos, nuestra vida puede convertirse en una cartilla para la generación siguiente. Podemos ser herramientas de enseñanza que el Señor utilice para ayudar espiritualmente a las personas.

Cuando enseñamos a otros, no perdemos el tiempo, sino que lo invertimos.


Nuestro Pan Diario

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.