Add page level

martes, 13 de enero de 2015

La Verdad Acerca de la Sombra


 BY RICK WARREN — Uno de las causas más comunes del estrés es la perdida. Puedes perder el trabajo, perder tu salud, tu dinero, tu reputación o una persona que amas. 

 Cuando las personas pasan por una perdida, siempre hay dos reacciones comunes. Una es el miedo y la otra es el duelo. El duelo es bueno. El duelo es la forma en que pasamos  las transiciones de la vida. De hecho, si no haces duelo, te estancas. El duelo no te va a matar si lo enfrentas.

Por otro lado, el miedo es cosa mala. Ni siquiera una sola vez dice en la Biblia, “no hagas duelo” “no tengas pena” “no llores”. Pero lo que dice es “no tengas miedo” ¡y lo dice 365 veces! Porque el duelo no te paraliza; el miedo si.

David dice en Salmos 23:4, “Aunque pase por el valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque Tú estás conmigo; Tu vara y Tu cayado me infunden aliento” (NBLH)

Los pastores siempre llevan una vara y un cayado para proteger las ovejas. David lo sabía, de la misma forma que Dios tiene las herramientas para protegerlo, y David confió en Él, incluso en el valle de sombra de muerte.

Algunos de ustedes están pasando por el valle de sombra en estos momentos — de pronto por el valle de sombra de muerte, o por el valle de sombra de la deuda, o por el valle de sombra del conflicto, o por el valle de sombra de la depresión, o de pronto por el valle de sombra del desamino.

Las sombras son miedosas. ¿Recuerdas como le temías a la sombras cuando te ibas a la cama de niño? He aprendido algunas cosas acerca de las sombras.

Primero, las sombras no te pueden hacer daño.

Segundo, las sombras siempre son más grandes que la fuente.

Y— esta es la buena noticia — donde quiera que haya una sombra, tiene que haber una luz. No puedes tener una sombra sin luz. Así que la clave para atravesar el valle de sombra es darle la espalda a la sombra y mirar la luz. Porque mientras tengas los ojos puestos en la luz — Jesús es la luz del mundo — la sombra no te asustara.

Así es como pasas por el valle de sombra de muerte. Así es como bajas tu estrés. Confías en Dios en los valles oscuros, así como David quien oro, “Cuando estoy por rendirme, tú, Señor, sabes por dónde debo ir.” Salmos 142:3ª (RVC).


Reflexiona sobre esto:

¿Qué sombras estas enfrentando recientemente? ¿Por qué son tan desalentadoras para ti?
¿Cómo puede ayudarte a enfrentar los miedos en tu vida memorizando las Escrituras?

¿Por qué crees que el miedo llena de estrés a las personas?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.