Add page level

viernes, 20 de febrero de 2015

Fuiste Creado para Ser Productivo


 BY RICK WARREN — Toda economía, incluyendo la de los Estados Unidos, cuenta con los hacedores y los tomadores de la riqueza. Tienen productores y usuarios de riqueza, contribuyentes y consumidores de la riqueza. La economía se vuelve al revés cuando hay más consumidores que contribuyentes. Eso es lo que está sucediendo ahora mismo en Estados Unidos. Tenemos más consumidores que contribuyentes.


Sin embargo, Dios nos diseñó para crear riqueza, para producir riqueza; Él nos diseñó para ser personas productivas. Dios quiere que seas productivo, y Su plan para tu vida incluye la creación de riquezas – no la redistribución de ella.

Voy a explicar la diferencia entre el capitalismo, el comunismo y el cristianismo.

El capitalismo, dice, "Lo que es mío es mío, y voy a mantenerlo." El comunismo dice: "Lo que es tuyo es mío, y tengo derecho a tomarlo." Eso se llama redistribución de la riqueza.

Pero el cristianismo dice: "Lo que es mío es realmente de Dios, y estoy dispuesto a compartirlo."

La Biblia dice en Deuteronomio 8:18, “Recuerda al Señor tu Dios, porque es él quien te da el poder para producir esa riqueza” (NVI).



Una de las razones de que nuestra economía ha colapsado es porque durante muchos años, un gran número de personas - sobre todo en lugares como Wall Street - estaban haciendo cantidades escandalosas de dinero sin crear realmente nada. No crearon servicios, no crearon beneficios, No crearon productos. Ellos no crean puestos de trabajo. Simplemente hacen dinero con el dinero.

Eso no es lo que Dios quiere que hagamos. Dios quiere que nosotros proporcionemos beneficios, servicios y protección a los demás. Él quiere que creemos oportunidades para ayudar a la gente.

Cuando alguien da una donación deducible de sus impuestos para ayudar a los pobres, no obtiene ningún crédito por ello. Pero cuando voluntariamente eres generoso y ayudas a los demás, eso edifica tu carácter. Te ayuda a crecer. Ser más productivo y generoso te ayuda a ser más como Cristo.

Reflexiona sobre esto:

¿De qué manera el trabajo que haces crea oportunidades para ayudar a otras personas?
¿Es más fácil para ti ser generoso con tu tiempo o con tu dinero? ¿Por qué crees que es así?

¿Qué metas financieras ha establecido tu familia? ¿Qué están haciendo para alcanzarlas?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.