Add page level

martes, 17 de febrero de 2015

La verdad sobre el amor propio


 Leer | Gálatas 5.13, 14 | Aunque en varios lugares de la Biblia se encuentra el mandamiento: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Lv 19.18; Mt 19.19; Gá 5.14), algunos creyentes pasan por alto la parte del pasaje bíblico “como a ti mismo”. 


Pero ¿sabía usted que nadie puede amar al Señor, ni a nadie más, si no se ama a sí mismo? Esto significa honrarse a uno mismo como hijo de Dios, creado para tener comunión con Él.

Todas las personas somos valiosas para el Señor. Pero la autoestima del creyente tiene su raíz en el hecho de que nos relacionamos con Dios. Debemos amarnos a nosotros mismos, basándonos en la verdad de que Él hizo posible nuestra salvación, nos dio al Espíritu Santo y diseñó un plan especial para nuestra vida.


Amarnos es esencial para cumplir con el plan que Dios tiene para cada creyente. Él desea que lo hagamos, porque de lo contrario, nos sentiremos indignos del amor de Dios y nos negaremos a acercarnos a Él como Padre. El amor nos enseña a vernos de la manera que el Señor lo hace —como vasos útiles, cada uno con dones y talentos especiales. El objetivo del Padre celestial es que utilicemos al máximo las capacidades que Él nos ha dado.

Quienquiera que sea usted, y cualquiera que puedan ser sus circunstancias, déjeme asegurarle que Dios tiene un plan especial para su vida. Pero Él no podrá ponerle en el camino que le permita lograr sus objetivos, hasta que reconozca su valor y aprenda a amar a la persona que Él quiso que usted fuera cuando le creó.


En Contacto

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.