Add page level

lunes, 23 de febrero de 2015

Vive con Integridad


 BY RICK WARREN — La integridad importa. La Biblia dice que estamos en guerra  “contra gobernantes, contra autoridades, contra poderes de este mundo oscuro”. Y no podemos combatir esas fuerzas espirituales que amenazan con destruir nuestras vidas si no estamos viviendo con integridad.


Esencialmente, estamos comprometidos a tomar la verdad de la Palabra de Dios y aplicarla a nuestra vida, por ejemplo a nuestra vida moral, financiera, relacional y sexual.

Esta es la razón por la que Pablo nos dice que necesitamos ponernos el Cinturón de la Verdad antes de salir a las batallas espirituales que nos rodean. Él dice: “Manténganse firmes, pónganse el cinturón de la verdad.” (Efesios 6:14a PDT).

El Cinturón de la Verdad sostiene todo. Sin verdad, tu vida se cae a pedazos, y te invade la oscuridad espiritual.

Nos ponemos el Cinturón de la Verdad al vivir en integridad. Integridad viene de la palabra “integer” que significa “unidad de uno”. Tu vida de integridad no son las porciones de la torta. Es ser la torta completa.

Para vivir una vida de integridad, no solo es conocer la verdad; vívela. Como tu cinturón, la integridad te da estabilidad. Te mantiene unido en medio de tiempos difíciles. Te da la fortaleza tan necesaria.

Por supuesto, vivir en integridad no significa perfección. No significa hacer siempre lo que es correcto. Si la perfección fuera la medida para la integridad, nadie la alcanzaría. Todos tropezamos de vez en cuando.

Para vivir en integridad, deja que las personas vean en el exterior lo que sucede en el interior. Significa que lo que ves es lo que hay.


La hipocresía es el gran enemigo de la integridad. Practicamos la hipocresía cuando conocemos la verdad y no la ponemos en práctica. Es cuando lo que decimos no es lo mismo que lo que hacemos.

Y esto es peligroso – muy peligroso. La falta de integridad en algún área de tu vida te dejará vulnerable a las flechas de Satán. De hecho, en el momento en que comienzas a segmentar tu vida en diferentes porciones – tu vida de iglesia, tu vida de familia, tu vida sexual, etc. – has perdido tu integridad. No estás viviendo lo mismo en cada área de tu vida.

¿La vida te resulta abrumadora? ¿Sientes que la oscuridad está ganando la batalla en tu vida? Lo hará siempre que vivas una doble vida. Chequea tu integridad. Haz lo que la Palabra de Dios enseña en cada área de tu vida, no solo cuando y donde es más conveniente. No tienes esperanza sin este tipo de integridad.

Reflexiona sobre esto:

¿En qué áreas de tu vida te es más fácil o más difícil vivir la Palabra de Dios?


¿Cómo debes trabajar en tu relación con Cristo para que lo que muestras en el exterior sea un reflejo de un caminar spiritual poderoso?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.