Add page level

sábado, 25 de abril de 2015

LOGRANDO LA MADUREZ ESPIRITUAL





Entramos en este mundo siendo niños, y teníamos una misión en la vida: CRECER. Cuando nacimos éramos alimentados por otras personas, puesto que nosotros no podíamos hacerlo.


Éramos dependientes de los cuidados de nuestros padres, nos alimentaban con leche y comida blanda, fácil de ser digerida por un niño. Pero cuando entramos en una etapa nueva en la vida en la que empezamos a valorar por uno mismo.

 En esta etapa empezamos a comer alimentos más fuertes. Pudimos dejar la clase de comida blanda para empezar a la comida sólida este proceso continuo durante la vida. En la misma manera, se espera que los que son “nacidos otra vez” en el Reino de Dios, crezcan en la gracia y el conocimiento, y que lleguen a madurar espiritualmente.

“Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo”. (Efesios 4: 11, 15.).

La madures espiritual se alcanza siguiendo las enseñanzas de la Biblia y permitiendo que el Espíritu de Dios nos cambie los que son espiritualmente maduros controlan sus pensamientos y actitudes, y no se rinden a los deseos naturales de la carne. Ellos se esfuerzan para llegar a ser como Jesús en la fe, en el amor, en el carácter, en el hablar, y en las acciones. Esto se llama “Ser Como Cristo Jesús” y es la marca de la madurez espiritual verdadero.

Sin embargo, así como toma tiempo para que los niños lleguen a ser adultos, también toma tiempo para llegar a ser espiritualmente maduros. En Filipenses 3: 13, 15 el apóstol Pablo dice: que no prende ya haber alcanzado todo sino que sentía que todavía tenía espacio para el crecimiento. Así el siguió, olvidando las cosas que dejo atrás, y esforzándose cada día para llegar a ser más como Jesús.

Madurez espiritual va en directa relación con entender la palabra de Dios en forma profunda. El apóstol Pablo nos exhorta a que “siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo” (Efesios 4:15). En 1 Corintios 14:20 nos dice: “Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar”.

“Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido. Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal”. (Hebreos 5: 12, 14.).

La palabra de Dios dice que los cristianos deben dejar de ser niños que aún necesitan de la leche líquida, haciendo referencia a la edad inmadura y totalmente dependiente de los seres humanos. Dios quiere que sus hijos crezcan, no de altura, sino en conocimiento, en comportamiento que dejen de ser niños en la fe y se conviertan en adultos maduros espiritualmente hablando. El alcanzar madurez espiritual es importante para un cristiano. Todos sabemos y entendemos que hay diferentes tipos de cristianos, los hay maduros, los hay inmaduros pero Dios no desea cristianos inmaduros los quiere maduros espiritualmente que ya deben de ser ya maestros, después de tanto tiempo.

La palabra madurez significa en la biblia completo. El cristiano maduro es un cristiano completo espiritualmente, entiende la palabra de Dios y vive de acuerdo a ella. Un cristiano completo no necesita que le repitan siempre los mismos temas básicos, temas que recibió en sus primeros meses de vida espiritual. Ya esos temas los conoce y los domina y los practica. No es necesario estar hablándoles constantemente del pecado, del compromiso, del amor a los hermanos, de dejar el viejo hombre y renovarse en el espíritu, etc. Sino que necesita alimento sólido, estudio y discernimiento de la palabra en temas más profundos, porque lo primero lo practica. Pero el que no ha madurado siempre necesita estar enseñándoles de los mismo, porque no avanzan, no crecen, no maduran, no son completos.

Aunque se espera que cada cristiano madure espiritualmente sobre el curso de tiempo. Es por esto que Jesús dedico tanto tiempo con sus seguidores, a quien El llamo sus discípulos. Él quiso que ellos aprendieran cada una de sus palabras y acciones. Pero, más, que convertirse en simple estudiante de la cristiandad, Jesús quiso que ellos llegaran a ser espiritualmente como El mismo. Él les dijo: “El discípulo no es superior a su maestro; mas todo el que fuere perfeccionado, será como su maestro”. (Lucas 6: 40.).

Jesús también dio apóstoles, profetas, evangelistas, pastores, y maestros a la iglesia del nuevo testamento para discipular a los hermanos. Es por esto que el apóstol Pablo alentó a los cristianos a que seguimos y es esto que nosotros debemos seguir las recomendaciones de nuestros pastores y nos debemos envolver en los estudios bíblicos, y en los grupos de amistad hogareños. Cada miembro de las congregaciones devén pertenecer a un estudio bíblico y a un grupo de amistad hogareños porque es allí que nos edificamos los unos a los otros, nos apoyamos los unos a los otros, y nos ayudamos a ser responsables para crecer y llegar a madurar espiritualmente.


Hermano(as) no debemos seguir siendo niños espirituales, inmaduros sino cristianos maduros, completos, firmes en la palabra de Dios, creciendo en el conocimiento de Dios y llevando una vida que agrade a Dios en todo.


(ESCRITA POR  JOSE GONZALEZ)

3 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.